Almas de Eucaristía – Joaquín Ferrer Arellano

La Eucaristía es el centro y la fuente de la vida cristiana, el sacramento por excelencia que nos une a Cristo y nos hace partícipes de su Cuerpo y de su Sangre. Sin embargo, muchas veces no somos conscientes de la grandeza de este misterio de amor, que se nos ofrece cada día en la Misa y en la adoración eucarística. Para ayudarnos a profundizar en este tesoro de nuestra fe, el autor de este libro nos ofrece una serie de reflexiones teológicas y espirituales, basadas en la doctrina de la Iglesia y en la experiencia de los santos.

Ficha técnica

  • Autor: Joaquín Ferrer Arellano
  • Temática: Teología y espiritualidad eucarística

Comentario del libro “Almas de Eucaristía”

Un recorrido por el himno “Adoro te devote”

El libro está estructurado en torno al himno “Adoro te devote”, compuesto por santo Tomás de Aquino en el siglo XIII, y que es una de las más bellas expresiones de la fe y el amor a la Eucaristía. Cada capítulo se corresponde con una estrofa del himno, y desarrolla el contenido teológico y espiritual de la misma, con citas de la Sagrada Escritura, del Magisterio de la Iglesia, de los Padres y Doctores de la Iglesia, y de otros autores espirituales, especialmente de san Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei.

El autor, Joaquín Ferrer Arellano, es doctor en Teología y en Derecho, sacerdote numerario del Opus Dei, y profesor emérito de la Universidad de Navarra. Ha escrito numerosas obras sobre temas jurídicos, filosóficos y teológicos, y ha recibido el premio “Luis Vives” de Filosofía del C.S.I.C. y el premio “Razón Abierta” de la Universidad Francisco de Vitoria.

Una invitación a la adoración, la confianza y el amor

El libro es una invitación a la adoración, la confianza y el amor a Jesús presente en la Eucaristía, que se hace nuestro alimento y nuestra esperanza. El autor nos muestra cómo la Eucaristía es el memorial de la muerte y resurrección de Cristo, el pan vivo que nos da la vida eterna, el pelícano que nos limpia con su sangre, el maestro que nos enseña todas las virtudes, el amigo que nos espera y nos consuela, y el esposo que nos ama con un amor infinito.

El autor nos anima a hacer actos de fe, de esperanza y de amor, a renovar nuestra contrición y nuestra comunión espiritual, a contemplar las llagas de Cristo, a pedirle que nos aumente la fe, la esperanza y el amor, y a desear verle cara a cara en la gloria. También nos exhorta a participar con frecuencia y devoción en la Santa Misa, a comulgar con dignidad y con fruto, a adorar a Jesús en el sagrario, a hacerle compañía y a reparar por las ofensas que recibe, y a dar a conocer a los demás la riqueza y la belleza de la Eucaristía.

Una obra clara, profunda y actual

El libro es una obra clara, profunda y actual, que combina la solidez doctrinal con la calidez espiritual, y que se dirige a todos los fieles cristianos que quieren crecer en su amor a la Eucaristía. El autor utiliza un lenguaje sencillo y accesible, sin renunciar a la precisión terminológica y a la profundización teológica. El libro está lleno de citas y referencias que enriquecen el contenido y facilitan la consulta de otras fuentes. El libro también tiene en cuenta las enseñanzas del papa Juan Pablo II, especialmente su encíclica “Ecclesia de Eucharistia” y su carta apostólica “Mane nobiscum Domine”, con motivo del Año de la Eucaristía.

El libro es una obra que puede servir de ayuda para la meditación personal, la formación teológica, la catequesis, la predicación y la dirección espiritual. El libro también puede ser un buen regalo para las personas que quieren conocer mejor el misterio eucarístico, o para las que se preparan para recibir la primera comunión, la confirmación o el matrimonio.

Conclusión

En definitiva, el libro “Almas de Eucaristía” de Joaquín Ferrer Arellano es una obra que nos acerca al corazón de Cristo, que late por nosotros en la Eucaristía, y que nos invita a corresponderle con todo nuestro corazón. Es un libro que nos hace descubrir la grandeza y la dulzura de la Eucaristía, y que nos impulsa a vivir de ella y para ella, como almas de Eucaristía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *