Ángel Sagarmínaga. El hombre de las misiones – F. Núñez Uribe

El libro narra la vida y la obra de Ángel Sagarmínaga, un hombre que dedicó su existencia a la evangelización de los pueblos más necesitados, especialmente en América Latina y África. El autor, que lo conoció personalmente, ofrece un retrato humano y espiritual de este sacerdote ejemplar, que combinó la entrega total, la constancia sin límites, el humor en grandes dosis, la caridad constante, la fuerza de atleta, la sonrisa de niño, la ternura filial, la amistad sin fisuras, la pobreza personal entre millones de pesetas para misiones y la música de cuerpo entero.

  • Autor: Félix Núñez Uribe, sacerdote y periodista, amigo personal de Ángel Sagarmínaga.
  • Temática general: Biografía de Ángel Sagarmínaga, un teólogo, canónigo y misionero español que fue el primer director nacional de las Obras Misionales Pontificias de España.
  • Número de páginas: 288
  • Editorial: Biblioteca de Autores Cristianos (BAC), colección Biografías.

Infancia y juventud

Ángel Sagarmínaga nació en Igorre (Vizcaya) el 1 de marzo de 1890, en el seno de una familia cristiana y numerosa. Desde niño mostró una gran inteligencia, una profunda fe y una vocación misionera. Estudió en el Seminario Menor de Durango y luego en la Universidad Pontificia de Comillas, donde se doctoró en Teología y Derecho Canónico. Fue ordenado sacerdote en 1913 y nombrado canónigo magistral de la catedral de Vitoria.

Director nacional de las Obras Misionales Pontificias

En 1926, el cardenal Segura le propuso ser el primer director nacional de las Obras Misionales Pontificias (OMP) de España, una institución creada por el papa Pío XI para fomentar la cooperación misionera entre las Iglesias locales. Sagarmínaga aceptó el cargo con entusiasmo y se dedicó a organizar y animar las OMP con una gran visión pastoral y una incansable labor apostólica. Viajó por toda España y por muchos países del mundo para conocer de primera mano las necesidades de los misioneros y los pueblos a los que servían. Impulsó la creación de revistas, boletines, libros, folletos, películas y discos para difundir el espíritu misionero entre los fieles. Promovió la formación del clero y los laicos en el campo misional y estableció vínculos de comunión y solidaridad entre las diócesis españolas y las Iglesias jóvenes. Recaudó fondos para sostener las misiones y ayudar a los más pobres. Fundó la Obra Pontificia del Santo Niño Jesús para fomentar la infancia misionera.

Músico y compositor

Sagarmínaga fue también un músico y compositor dotado de un gran talento artístico. Tocaba varios instrumentos, como el piano, el órgano, el acordeón, la guitarra y el armonio. Compuso más de 300 obras musicales, entre himnos, villancicos, marchas, canciones populares y piezas clásicas. Su música tenía un sello propio, caracterizado por la alegría, la sencillez y la belleza. Su obra más conocida es el Himno Misional Español, que se convirtió en un símbolo del espíritu misionero español.

Testigo del Concilio Vaticano II

Sagarmínaga fue testigo del Concilio Vaticano II (1962-1965), al que asistió como perito invitado por el papa Juan XXIII. Participó activamente en las sesiones conciliares y colaboró en la redacción del decreto Ad Gentes sobre la actividad misionera de la Iglesia. Se mostró entusiasmado con el impulso renovador del Concilio y se esforzó por aplicar sus orientaciones en su labor misionera.

Últimos años y muerte

Sagarmínaga vivió sus últimos años con una salud delicada, pero sin perder su vitalidad y su alegría. Siguió al frente de las OMP hasta su muerte, ocurrida el 15 de marzo de 1968, en Santa María de la Alameda (Madrid), a los 78 años de edad. Fue enterrado en el cementerio de esta localidad, donde reposan sus restos. Su vida y su obra fueron reconocidas por la Iglesia y por la sociedad, que le otorgaron numerosas distinciones y honores. Su figura sigue siendo un referente para los misioneros y para todos los que quieren vivir el Evangelio con generosidad y fidelidad.

Conclusión final

El libro “Ángel Sagarmínaga. El hombre de las misiones – F. Núñez Uribe” es una biografía apasionante y rigurosa de uno de los grandes misioneros españoles del siglo XX. El autor nos ofrece un retrato cercano y profundo de este sacerdote que dedicó su vida a la evangelización de los pueblos más necesitados, con una entrega total, una constancia sin límites, un humor en grandes dosis, una caridad constante, una fuerza de atleta, una sonrisa de niño, una ternura filial, una amistad sin fisuras, una pobreza personal entre millones de pesetas para misiones y una música de cuerpo entero. El libro es una invitación a conocer y a imitar el ejemplo de este hombre que fue un testigo fiel del amor de Dios por todos los hombres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *