Contra la marea – Elizabeth Camden

“Contra la marea” es una novela romántica histórica que nos traslada al Boston de finales del siglo XIX. La autora, Elizabeth Camden, nos presenta una historia de amor, intriga y redención, con unos personajes fascinantes y una ambientación muy cuidada. Se trata de una obra que combina el rigor histórico con la emoción y el suspense, y que nos ofrece una visión cristiana de la vida y de la dignidad humana.

Rebajas
Contra La Marea (Novel)
267 Opiniones
Contra La Marea (Novel)
  • Contra La Marea (Novel)
  • PALFA|#Palabra
  • Español
  • Tapa blanda

Ficha técnica

  • Autor: Elizabeth Camden
  • Temática: Novela romántica histórica

Comentario del libro “Contra la marea”

La protagonista: Lydia Pallas

Lydia Pallas es una joven traductora que trabaja para la Marina americana en el puerto de Boston. Su vida es ordenada y tranquila, hasta que conoce a Alexander Banebridge, un hombre misterioso que le encarga unos trabajos de traducción. Lydia se siente atraída por Banebridge, pero también sospecha que hay algo más detrás de sus encargos. Pronto descubre que Banebridge está involucrado en una campaña personal para acabar con el tráfico de opio, que amenaza la salud y la moral de la sociedad. Lydia, que tiene un pasado marcado por el abandono y la pobreza, se identifica con la causa de Banebridge y decide ayudarle, aunque eso suponga poner en riesgo su vida y su corazón.

Lydia es una protagonista fuerte, inteligente y valiente, que no se deja intimidar por las dificultades ni por los prejuicios de la época. Su habilidad para los idiomas le permite acceder a un mundo de conocimientos y de oportunidades, pero también le hace consciente de la diversidad y la riqueza de las culturas. Lydia tiene una fe sencilla y sincera, que le ayuda a superar las heridas de su infancia y a confiar en Dios. Su relación con Banebridge es intensa y compleja, llena de pasión y de conflicto, pero también de ternura y de respeto.

El contexto histórico: el tráfico de opio

La novela se sitúa en el año 1891, cuando Estados Unidos estaba experimentando un gran desarrollo económico e industrial, pero también una serie de problemas sociales y políticos. Uno de ellos era el tráfico de opio, que se había extendido por todo el país, causando adicción, enfermedad y muerte a miles de personas. El opio era una sustancia derivada de la amapola, que se consumía de forma medicinal o recreativa, y que tenía efectos narcóticos y analgésicos. Sin embargo, su uso excesivo provocaba dependencia, deterioro físico y mental, y pérdida de la voluntad y de la dignidad.

El opio era importado desde Asia, especialmente desde China, donde se había originado una guerra con Gran Bretaña por el control del comercio de esta droga. En Estados Unidos, el opio era distribuido por bandas criminales, que se aprovechaban de la corrupción y de la falta de regulación. El gobierno y la sociedad civil intentaron combatir este problema, mediante leyes, campañas de concienciación y programas de rehabilitación. Sin embargo, el opio seguía siendo una amenaza para la salud pública y para la moral cristiana.

El mensaje: el amor es más fuerte que el dolor

La novela nos muestra cómo el amor puede vencer al dolor, al miedo y al mal, y cómo la fe puede iluminar y transformar la vida. Tanto Lydia como Banebridge tienen que enfrentarse a sus propios demonios, a sus traumas del pasado y a sus tentaciones del presente, para poder entregarse el uno al otro y a Dios. Ambos tienen que aprender a perdonar, a confiar y a esperar, a pesar de las dificultades y de los obstáculos. Ambos tienen que descubrir el verdadero sentido del amor, que no es posesión ni dominio, sino donación y servicio.

La novela también nos transmite un mensaje de esperanza y de compromiso, al mostrarnos cómo se puede luchar contra el mal y defender el bien, con la ayuda de la gracia y de la razón. Los personajes secundarios, como el padre O’Sullivan, el doctor Hunter o la señora Winslow, son ejemplos de personas que dedican su vida a ayudar a los demás, especialmente a los más necesitados y a los más vulnerables. Ellos representan los valores cristianos de la caridad, la justicia y la misericordia, que son los que dan sentido y plenitud a la existencia humana.

Conclusión

“Contra la marea” es una novela que nos ofrece una lectura entretenida y enriquecedora, que nos hace viajar a una época y a un lugar fascinantes, y que nos hace reflexionar sobre el amor, el dolor y la fe. Elizabeth Camden es una autora que sabe combinar la historia, la romance y el misterio, con un estilo ágil y elegante, y con una visión cristiana de la realidad. Se trata de una obra que merece la pena leer y recomendar, y que nos deja con ganas de más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *