Didascalicon de studio legendi (El afán por el estudio) – Hugo de San Víctor

El libro “Didascalicon de studio legendi (El afán por el estudio)” es una obra clásica de la pedagogía medieval, escrita por el teólogo y filósofo Hugo de San Víctor en el siglo XII. En ella, el autor ofrece una clasificación y una valoración de las distintas ciencias y artes que se enseñaban en su época, así como una serie de consejos prácticos para los estudiantes que buscaban la sabiduría. El libro es una muestra del espíritu integrador y humanista de Hugo de San Víctor, que supo armonizar la fe y la razón, la teología y la filosofía, la tradición y la innovación.

Rebajas
Didascalicon de studio legendi (El afán por el estudio) (NORMAL)
2 Opiniones
Didascalicon de studio legendi (El afán por el estudio) (NORMAL)
  • Didascalicon De Studio Legendi (El Afán Por El Estudio) (Normal)
  • Tapa dura
  • Español
  • Hugo de San Víctor (Autor)

Ficha técnica

  • Autor: Hugo de San Víctor (1096-1141), teólogo y filósofo francés de origen sajón, perteneciente a la orden de los canónigos regulares de San Agustín. Fue uno de los principales maestros de la escuela de San Víctor en París, donde desarrolló una síntesis doctrinal y mística que influyó en el pensamiento escolástico posterior.
  • Temática: Pedagogía medieval, clasificación de las ciencias, método de estudio.

Comentario del libro “Didascalicon de studio legendi (El afán por el estudio)”

El libro se divide en seis libros, que abordan los siguientes temas:

Libro I: La naturaleza y la finalidad del estudio

En este libro, Hugo de San Víctor expone su concepción del estudio como un medio para alcanzar la perfección humana y divina. El estudio es un don de Dios que nos permite conocer su obra y su voluntad, así como mejorar nuestra condición moral e intelectual. El estudio requiere amor, diligencia, humildad y oración. El fin último del estudio es la contemplación de Dios, que nos llena de gozo y paz.

Libro II: La división general de las ciencias

En este libro, Hugo de San Víctor propone una división general de las ciencias en cuatro ramas: teórica, práctica, mecánica y lógica. La ciencia teórica se ocupa de las realidades inmutables y eternas, como Dios, los ángeles y los números. La ciencia práctica se ocupa de las acciones humanas y sus fines morales. La ciencia mecánica se ocupa de las artes manuales y técnicas que sirven para satisfacer las necesidades materiales. La ciencia lógica se ocupa del uso correcto del lenguaje y del razonamiento.

Libro III: La ciencia teórica

En este libro, Hugo de San Víctor explica las tres partes de la ciencia teórica: la teología, la matemática y la física. La teología es la ciencia suprema que trata de Dios y sus atributos, así como de las verdades reveladas. La matemática es la ciencia que trata de las cantidades abstractas y sus propiedades. La física es la ciencia que trata de los cuerpos naturales y sus movimientos.

Libro IV: La ciencia práctica

En este libro, Hugo de San Víctor explica las tres partes de la ciencia práctica: la moral individual, la moral doméstica y la moral civil. La moral individual se ocupa del gobierno interior del hombre y sus virtudes. La moral doméstica se ocupa del gobierno familiar y sus deberes. La moral civil se ocupa del gobierno social y sus leyes.

Libro V: La ciencia mecánica

En este libro, Hugo de San Víctor explica las seis partes de la ciencia mecánica: el lanificio o arte textil, la fabricación de armas, la agricultura, la caza, la medicina y el arte teatral. Estas artes tienen como fin proporcionar al hombre los bienes necesarios para su vida corporal o para su recreación.

Libro VI: La ciencia lógica

En este libro, Hugo de San Víctor explica las dos partes de la ciencia lógica: la gramática y la dialéctica. La gramática se ocupa del conocimiento y uso correcto de las palabras. La dialéctica se ocupa del conocimiento y uso correcto de los argumentos.

Conclusión

El libro “Didascalicon de studio legendi (El afán por el estudio)” es una obra de gran valor para conocer la cultura y la pedagogía de la Edad Media, así como para apreciar la visión cristiana e integral del saber que propone Hugo de San Víctor. El autor nos invita a cultivar el estudio como un medio para acercarnos a Dios y a su creación, y nos ofrece una guía para orientar nuestro aprendizaje según un orden racional y una finalidad espiritual. El libro es una fuente de inspiración para los educadores y los estudiantes de todos los tiempos, que pueden encontrar en él principios y consejos útiles para su formación humana y cristiana.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *