Educadores cristianos en la Edad Contemporánea – C. Cárceles Laborde

La historia de la educación es una disciplina que nos permite conocer y valorar el legado de los pensadores que han contribuido al desarrollo de la pedagogía y la didáctica a lo largo de los siglos. Dentro de esta historia, hay una corriente que ha tenido una influencia decisiva en la formación integral de la persona: la educación cristiana. Sin embargo, esta corriente no ha recibido la atención que merece por parte de los estudiosos, especialmente en lo que se refiere a la Edad Contemporánea. Por eso, el libro “Educadores cristianos en la Edad Contemporánea” de Concepción Cárceles Laborde es una obra necesaria y original, que rescata del olvido a siete autores que han elaborado un pensamiento educativo inspirado en sus creencias religiosas.

Ficha técnica

  • Autora: Concepción Cárceles Laborde, profesora de historia de la educación en la Universidad de Navarra y experta en el pensamiento educativo del Humanismo en las edades Moderna y Contemporánea.
  • Temática: Historia de la educación cristiana en la Edad Contemporánea, con un estudio y una antología de textos de siete autores: Félicité de Lamennais, John Henry Newman, Friedrich Wilhelm Foerster, Jacques Maritain, Romano Guardini, Luigi Giussani y Hans Urs von Balthasar.

Comentario de “Educadores cristianos en la Edad Contemporánea”

“Educadores cristianos en la Edad Contemporánea” se divide en siete capítulos, uno por cada autor, en los que se sigue una estructura similar: una breve biografía, un análisis de las principales ideas educativas, una selección de textos significativos y un juicio crítico sobre la recepción y el valor de sus obras. A continuación, se destacan algunos aspectos relevantes de cada capítulo.

Félicité de Lamennais (1782-1854)

Lamennais fue un sacerdote francés que vivió los convulsos acontecimientos de la Revolución Francesa y el Imperio Napoleónico. Su pensamiento evolucionó desde un tradicionalismo católico a un liberalismo radical, lo que le llevó a romper con la Iglesia y a ser condenado por el papa Gregorio XVI. Sin embargo, su obra “Ensayo sobre la indiferencia en materia de religión” (1817-1823) es considerada como una defensa del papel de la religión en la educación frente al racionalismo ilustrado. Lamennais propone una educación basada en el sentimiento religioso natural del hombre, que debe ser cultivado desde la infancia mediante una instrucción popular y gratuita. Así, se busca formar ciudadanos virtuosos y libres, capaces de defender sus derechos y deberes.

John Henry Newman (1801-1890)

Newman fue un clérigo anglicano que se convirtió al catolicismo tras un profundo estudio de los Padres de la Iglesia. Fue uno de los líderes del Movimiento de Oxford, que pretendía renovar el anglicanismo desde sus raíces históricas y doctrinales. Su obra más famosa es “El desarrollo de la doctrina cristiana” (1845), donde explica cómo la Iglesia ha mantenido su identidad a lo largo de los siglos mediante un proceso orgánico y dinámico. En el campo educativo, Newman destaca por su obra “La idea de una universidad” (1852-1858), donde defiende el valor de la educación liberal frente al utilitarismo y el cientificismo. Newman concibe la universidad como una comunidad académica que busca formar personas íntegras, capaces de pensar por sí mismas y de dialogar con las distintas ramas del saber.

Friedrich Wilhelm Foerster (1869-1966)

Foerster fue un pedagogo alemán que vivió las dos guerras mundiales y se opuso al nazismo desde su exilio en Suiza. Su obra “Educación y moral” (1907) es una crítica a la decadencia moral y cultural de su época, causada por el materialismo, el nacionalismo y el relativismo. Foerster propone una educación basada en los valores cristianos, especialmente en el amor al prójimo y el respeto a la dignidad humana. Su pedagogía se centra en el desarrollo de la voluntad, la conciencia y el carácter, mediante una disciplina razonable y una orientación personalizada. Foerster también aboga por una educación social y cívica, que fomente la paz y la cooperación entre los pueblos.

Jacques Maritain (1882-1973)

Maritain fue un filósofo francés que se convirtió al catolicismo junto con su esposa Raïssa, tras una crisis existencial provocada por el nihilismo. Fue uno de los principales representantes del neotomismo, es decir, de la recuperación y actualización del pensamiento de Santo Tomás de Aquino. Su obra “Humanismo integral” (1936) es una síntesis de su visión antropológica, ética y política, inspirada en el personalismo cristiano. Maritain defiende la dignidad y la libertad de la persona humana, creada a imagen y semejanza de Dios y llamada a la trascendencia. Su concepción de la educación se basa en el desarrollo armónico de las facultades intelectuales, morales y espirituales del hombre, respetando su singularidad y su vocación. Maritain también propone una educación democrática, que promueva los derechos humanos y el bien común.

Romano Guardini (1885-1968)

Guardini fue un sacerdote y teólogo alemán de origen italiano, que ejerció una gran influencia en el movimiento litúrgico y en el Concilio Vaticano II. Su obra “El espíritu de la liturgia” (1918) es una reflexión sobre el sentido y la belleza de la celebración cristiana, como expresión de la fe y de la comunión eclesial. Guardini también se interesó por la cultura moderna y sus desafíos para el cristianismo. Su obra “El fin de los tiempos modernos” (1950) es un análisis crítico de la crisis de la civilización occidental, marcada por el individualismo, el pragmatismo y el tecnicismo. Guardini propone una educación que ayude al hombre a recuperar su dimensión religiosa, su capacidad de asombro y su sentido del misterio.

Luigi Giussani (1922-2005)

Giussani fue un sacerdote y educador italiano, fundador del movimiento Comunión y Liberación. Su obra “El sentido religioso” (1986) es el primer volumen de una trilogía dedicada a explicar el método educativo que él mismo aplicó en su experiencia docente. Giussani parte de la afirmación de que el hombre tiene una naturaleza religiosa, es decir, una apertura radical a la realidad y a su significado último. Su pedagogía se basa en el acompañamiento personal, el testimonio, el diálogo y la verificación. Giussani busca despertar en los jóvenes el deseo de conocer la verdad, la belleza y el bien, que se revelan plenamente en Cristo.

Hans Urs von Balthasar (1905-1988)

Balthasar fue un sacerdote y teólogo suizo, considerado como uno de los más grandes del siglo XX. Su obra “Teológica” (1961-1987) es una monumental síntesis teológica, estructurada en torno a las categorías estéticas de lo bello, lo bueno y lo verdadero. Balthasar parte de la contemplación de la revelación cristiana como drama divino-humano, que culmina en la cruz y la resurrección de Jesús. Su visión de la educación se inspira en la pedagogía divina, que respeta la libertad humana y la llama a la conversión y a la comunión. Balthasar también destaca el papel de los santos como modelos e intercesores para los educadores y los educandos.

Conclusión

El libro “Educadores cristianos en la Edad Contemporánea” de Concepción Cárceles Laborde es una obra valiosa e iluminadora, que nos acerca al pensamiento y a la obra de siete autores que han dejado una huella profunda en la historia de la educación cristiana. La autora realiza un trabajo riguroso y documentado, que combina el estudio histórico con el análisis crítico. El libro no solo nos ofrece una información erudita, sino también una reflexión actual

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *