El arte de mirar: la trascendencia de la belleza – Ricardo Piñero Moral

El arte de mirar: la trascendencia de la belleza es un libro del filósofo Ricardo Piñero Moral, que nos invita a reflexionar sobre el sentido de la vida humana a través de la contemplación de obras de arte que nos revelan la belleza, la verdad y la bondad. El autor, catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Universidad de Navarra, se inspira en el magisterio de la Iglesia católica, especialmente en las enseñanzas de Juan Pablo II y Benedicto XVI, para ofrecer una visión cristiana del arte y la cultura.

Ficha técnica

  • Autor: Ricardo Piñero Moral
  • Temática: Estética, arte y fe

Comentario del libro “El arte de mirar: la trascendencia de la belleza”

La unidad del ser y la trascendencia de la belleza

El libro se estructura en cuatro capítulos, que corresponden a las cuatro partes del Catecismo de la Iglesia católica: el Símbolo de la fe, la celebración del misterio cristiano, la vida en Cristo y la oración cristiana. En cada uno de ellos, el autor analiza una obra de arte que ilustra el contenido de la fe, la liturgia, la moral y la oración, respectivamente. Así, el autor nos muestra cómo el arte puede ser un camino de conocimiento y de encuentro con Dios, que es la fuente de toda belleza, verdad y bondad.

El arte como expresión de la fe

En el primer capítulo, el autor comenta la obra La Trinidad de Masaccio, que se encuentra en la iglesia de Santa María Novella de Florencia. Se trata de un fresco que representa a Dios Padre sosteniendo a Cristo crucificado, con el Espíritu Santo en forma de paloma entre ellos, y la Virgen María y san Juan a los lados. En la parte inferior, hay un esqueleto con la inscripción: “Yo fui lo que tú eres, y lo que yo soy tú serás”. El autor explica que esta obra es una síntesis de la fe cristiana, que nos revela el misterio de la Trinidad, el amor de Dios que se entrega por nosotros en la cruz, la esperanza de la resurrección y la intercesión de la Iglesia. El arte, dice el autor, es una forma de confesar la fe y de transmitirla a las generaciones futuras.

El arte como celebración de la belleza

En el segundo capítulo, el autor se detiene en la obra La última cena de Leonardo da Vinci, que se encuentra en el refectorio del convento de Santa María delle Grazie de Milán. Se trata de una pintura mural que representa el momento en que Jesús anuncia que uno de sus discípulos lo va a traicionar, y que instituye la Eucaristía. El autor destaca que esta obra es una expresión de la belleza de la liturgia, que nos hace partícipes del sacrificio de Cristo y de su comunión con nosotros. El arte, dice el autor, es una forma de celebrar la belleza y de adorar a Dios.

El arte como testimonio de la bondad

En el tercer capítulo, el autor se fija en la obra Los desastres de la guerra de Francisco de Goya, que se encuentra en el Museo del Prado de Madrid. Se trata de una serie de 82 grabados que denuncian los horrores de la guerra y la violencia que sufrió el pueblo español durante la invasión francesa de 1808. El autor señala que esta obra es una manifestación de la bondad de la conciencia moral, que nos hace capaces de distinguir el bien del mal y de defender la dignidad de la persona humana. El arte, dice el autor, es una forma de testimoniar la bondad y de comprometerse con la justicia.

El arte como oración de la belleza

En el cuarto y último capítulo, el autor se refiere a la obra La Anunciación de Fra Angélico, que se encuentra en el convento de San Marcos de Florencia. Se trata de un fresco que representa el momento en que el ángel Gabriel anuncia a la Virgen María que va a ser la madre del Hijo de Dios, y ella responde con su fiat. El autor resalta que esta obra es una invitación a la oración, que nos abre al diálogo con Dios y a la escucha de su palabra. El arte, dice el autor, es una forma de orar con la belleza y de alabar a Dios.

Conclusión

El arte de mirar: la trascendencia de la belleza es un libro que nos ofrece una visión integral y profunda del arte y la cultura, desde la perspectiva de la fe cristiana. El autor, Ricardo Piñero Moral, nos muestra cómo el arte puede ser un medio para conocer, celebrar, vivir y orar el misterio de Dios, que se revela en la belleza, la verdad y la bondad. El libro es una invitación a contemplar las obras de arte con una mirada nueva, que nos ayude a descubrir el sentido de la vida y la trascendencia de la belleza.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *