El desafío de la paternidad – Massimo Camisasca

¿Qué significa ser padre en el mundo de hoy? Esta es la pregunta que se plantea Massimo Camisasca, fundador de una de las más recientes sociedades misioneras de la Iglesia Católica, en su libro “El desafío de la paternidad”. A partir de su experiencia como educador y educando, el autor reflexiona sobre las palabras que conforman la vida sacerdotal y que son fundamentales para la vida de todos los fieles cristianos: vocación, obediencia, pobreza, virginidad, sexualidad y, finalmente, paternidad. Se trata de un libro de plena actualidad para una humanidad cada vez más huérfana, que necesita redescubrir el sentido y la belleza de la paternidad como don y como tarea.

Ficha técnica

  • Autor: Massimo Camisasca
  • Temática: sacerdocio

Comentario del libro “El desafío de la paternidad”

El sacerdocio como paternidad

El primer capítulo del libro está dedicado a la reflexión sobre el sacerdocio y su lugar en la Iglesia y en la vida de los hombres. Massimo Camisasca parte de la afirmación de que el sacerdote es un padre, que engendra hijos para Dios y para la Iglesia. El sacerdote no es un funcionario, sino un testigo, un amigo, un maestro, un guía, un pastor. El sacerdote es un hombre que ha sido llamado por Dios y que ha respondido con generosidad y libertad, siguiendo el ejemplo de Cristo. El sacerdote es un hombre que vive en comunión con sus hermanos, que comparte sus alegrías y sus sufrimientos, que se preocupa por el bien de todos. El sacerdote es un hombre que reza, que celebra los sacramentos, que anuncia el Evangelio, que sirve a los pobres, que forma discípulos. El sacerdote es un hombre que ama, que se entrega, que se sacrifica, que se santifica.

La educación hacia las dimensiones fundamentales de la vida cristiana

En la segunda parte del libro, el autor aborda las líneas esenciales de la educación hacia las dimensiones fundamentales de la vida cristiana: obediencia, pobreza y virginidad. Estas dimensiones no son exclusivas del sacerdote, sino que son comunes a todos los bautizados, que están llamados a seguir a Cristo con todo su ser. La obediencia es la actitud de escucha y de acogida de la voluntad de Dios, que se manifiesta a través de la Iglesia, de la comunidad, de las circunstancias, de la conciencia. La obediencia es la fuente de la libertad, de la paz, de la alegría, de la fecundidad. La pobreza es el desapego de los bienes materiales, que no son un fin en sí mismos, sino medios para el servicio de Dios y de los hermanos. La pobreza es la confianza en la providencia, que nos da lo que necesitamos, y la generosidad, que nos hace compartir lo que tenemos. La pobreza es la condición para la riqueza, para la gratitud, para la solidaridad. La virginidad es la renuncia al matrimonio y a la procreación física, para consagrarse totalmente a Dios y a su Reino. La virginidad es la expresión de un amor esponsal, que se realiza en la entrega a Cristo y a su Cuerpo, que es la Iglesia. La virginidad es el signo de la esperanza, de la fecundidad espiritual, de la maternidad y paternidad adoptivas.

La paternidad y la sexualidad

La tercera parte del libro está dedicada a los temas de la paternidad y la sexualidad, que son dos aspectos inseparables de la vocación humana y cristiana. Massimo Camisasca afirma que la paternidad es la vocación originaria del hombre, que ha sido creado a imagen y semejanza de Dios, que es Padre. La paternidad es la capacidad de generar vida, de cuidarla, de educarla, de acompañarla, de transmitirle la fe. La paternidad es una dimensión antropológica, que se realiza de diferentes modos según el estado de vida: matrimonio, sacerdocio, vida consagrada, celibato laical. La paternidad es una dimensión teológica, que nos hace partícipes de la paternidad de Dios, que nos ha elegido como hijos suyos en Cristo. La sexualidad es el modo concreto de vivir la paternidad, según el plan de Dios, que ha creado al hombre y a la mujer con una complementariedad y una reciprocidad. La sexualidad es una realidad buena, que expresa el amor, la comunión, la donación, la fecundidad. La sexualidad es una realidad ordenada, que respeta la dignidad, la libertad, la responsabilidad, la fidelidad. La sexualidad es una realidad redimida, que se abre a la gracia, que se purifica, que se santifica.

Conclusión

El libro “El desafío de la paternidad” de Massimo Camisasca es una obra que ofrece una visión profunda y luminosa de la vocación sacerdotal y de la vida cristiana en general. El autor, con un estilo claro y sencillo, combina la reflexión teológica con la experiencia personal, y propone un camino de formación y de crecimiento humano y espiritual, basado en el seguimiento de Cristo y en la comunión con la Iglesia. El libro es una invitación a redescubrir el sentido y la belleza de la paternidad, como don y como tarea, en un mundo que necesita padres que sean testigos, amigos, maestros, guías, pastores. El libro es una fuente de inspiración y de aliento para todos los que quieren vivir su vocación con generosidad y libertad, con confianza y generosidad, con esperanza y amor.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *