El paraíso abierto. El Mesías y la Hija de Sion en Lc 2,29-35 – A. Simón

El libro que nos ocupa es una obra de teología bíblica que aborda uno de los pasajes más enigmáticos y fascinantes del evangelio de Lucas: la profecía de Simeón a María en el templo. El autor, Alfonso Simón Muñoz, es un sacerdote y biblista que ha dedicado gran parte de su investigación al evangelio de la infancia según san Lucas. En este libro, fruto de su tesis doctoral, nos ofrece una lectura novedosa y profunda de las palabras de Simeón, basada en un testimonio arameo del siglo II y en la tradición siria representada por san Efrén.

Ficha técnica

  • Autor: Alfonso Simón Muñoz
  • Temática: Teología bíblica, evangelio de Lucas, profecía de Simeón, Virgen María
  • Editorial: Biblioteca de Autores Cristianos (BAC)
  • Colección: Estudios y ensayos
  • Año: 2019
  • Páginas: 344
  • ISBN: 978-84-220-2073-8

Comentario del libro “El paraíso abierto. El Mesías y la Hija de Sión en Lc 2,29-35”

El contexto luminoso del relato lucano

El autor comienza situando el relato de la presentación de Jesús en el templo en el contexto global del evangelio de Lucas, que se caracteriza por su tono alegre y esperanzador. Lucas presenta a Jesús como el Mesías que trae la salvación a Israel y a todas las naciones, cumpliendo las promesas del Antiguo Testamento. El evangelista destaca el papel de los personajes marginales y humildes que acogen con fe y alegría la llegada del Salvador, como los pastores, los ancianos Simeón y Ana, y la propia María. El autor subraya que el relato de la presentación no tiene nada de sombrío ni trágico, sino que desborda de gozo y alabanza a Dios por su fidelidad y misericordia.

La profecía de Simeón: una reinterpretación sorprendente

El autor se centra luego en el análisis detallado de las palabras de Simeón a María, que tradicionalmente se han interpretado como una predicción del sufrimiento de la madre de Cristo al pie de la cruz. Sin embargo, esta interpretación no concuerda con el contexto luminoso del relato ni con el sentido original del texto griego, que presenta algunas dificultades gramaticales y semánticas. El autor propone una solución basada en un testimonio arameo del siglo II, conservado por san Efrén el sirio, que ofrece una traducción más coherente y fluida del oráculo. Según esta versión, Simeón no habla de una espada que atravesará el alma de María, sino que anuncia que la espada que cerraba el paso al paraíso a causa del pecado de Eva ha sido apartada por María, que ha dado a luz al nuevo Adán. De este modo, la profecía se convierte en una declaración triunfal del misterio de la redención operada por Cristo con la colaboración de su madre.

La Hija de Sión: una clave teológica

El autor profundiza en el significado teológico de la profecía de Simeón desde la perspectiva del Antiguo Testamento y la tradición judía. El autor muestra cómo Lucas identifica a María con la Hija de Sión, es decir, con el pueblo elegido que espera al Mesías. María representa a Israel en su fidelidad y obediencia a Dios, pero también a toda la humanidad redimida por Cristo. El autor explica cómo Lucas utiliza diversos recursos literarios y simbólicos para resaltar el papel único e insustituible de María en la historia de la salvación, como su virginidad concepcional, su maternidad divina, su asociación al sacrificio de Cristo y su presencia en Pentecostés. El autor concluye que María es el modelo perfecto de discípula y misionera del Señor.

Conclusión

El libro “El paraíso abierto. El Mesías y la Hija de Sión en Lc 2,29-35” de Alfonso Simón Muñoz es una obra de gran valor teológico y espiritual, que nos invita a redescubrir la riqueza del evangelio de Lucas y la belleza de la figura de María. El autor nos ofrece una interpretación original y convincente de la profecía de Simeón, que ilumina el sentido profundo del misterio de la encarnación y la redención. El libro es un ejemplo de cómo la investigación bíblica puede estar al servicio de la fe y la evangelización, y cómo la tradición viva de la Iglesia puede ayudarnos a comprender mejor la Palabra de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *