Ensayo sobre la política de Rousseau – Bertrand de Jouvenel

El pensamiento político de Jean-Jacques Rousseau es uno de los más influyentes y polémicos de la historia moderna. Su obra “El contrato social” ha sido fuente de inspiración y de crítica para numerosos autores, entre ellos Bertrand de Jouvenel, uno de los más destacados politólogos del siglo XX. En este libro, “Ensayo sobre la política de Rousseau”, Jouvenel ofrece una lectura profunda y original de la teoría rousseauniana, desde una perspectiva cristiana y en diálogo con el magisterio de la Iglesia católica.

Ficha técnica

  • Autor: Bertrand de Jouvenel
  • Temática: Filosofía política

Comentario del libro “Ensayo sobre la política de Rousseau”

El Estado Moral de Rousseau

Jouvenel parte de la idea de que Rousseau es un pensador teológico, que busca restaurar la unidad entre lo religioso y lo político, rota por el surgimiento del Estado moderno. Para ello, Rousseau propone el concepto de Estado Moral, que se funda en la voluntad general de los ciudadanos, expresión de la ley natural y de la razón. El Estado Moral es una comunidad de hombres libres e iguales, que se someten a una ley común, que les garantiza sus derechos y les impone sus deberes. El Estado Moral es también una escuela de virtud, que educa a los ciudadanos en el amor a la patria, a la justicia y al bien común.

Las contradicciones del Estado Social

Sin embargo, Jouvenel señala que el Estado Moral de Rousseau encierra una serie de contradicciones y problemas, que lo hacen inviable e inhumano. Por un lado, el Estado Moral exige una renuncia total a la libertad individual, a la propiedad privada y a la diversidad de opiniones, para someterse a la voluntad general, que se identifica con la del soberano o del legislador. Por otro lado, el Estado Moral ignora la realidad del pecado original, que afecta a la naturaleza humana y la inclina al egoísmo, la violencia y la corrupción. El Estado Moral pretende crear un hombre nuevo, que no existe ni puede existir, y que se opone al plan de Dios para la humanidad.

La alternativa cristiana al Estado Social

Frente al Estado Moral de Rousseau, Jouvenel propone una visión cristiana de la política, que reconoce la dignidad y la libertad de la persona humana, creada a imagen y semejanza de Dios. La política cristiana se basa en el respeto a la ley natural, que es la expresión de la voluntad divina y que se manifiesta en la conciencia de cada hombre. La política cristiana respeta también la pluralidad de las sociedades intermedias, como la familia, la Iglesia y las asociaciones, que contribuyen al bien común y al desarrollo integral de las personas. La política cristiana se inspira en el magisterio de la Iglesia católica, que ofrece una doctrina social basada en los principios de la dignidad humana, el bien común, la subsidiariedad y la solidaridad.

Conclusión

El libro de Bertrand de Jouvenel es una obra maestra de la filosofía política, que nos ayuda a comprender y a valorar críticamente el pensamiento de Rousseau, uno de los padres del Estado moderno. Jouvenel nos muestra las luces y las sombras de la teoría rousseauniana, y nos invita a contrastarla con la visión cristiana de la política, que respeta la naturaleza y el destino del hombre, creado por Dios y llamado a la felicidad eterna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *