Estimados adolescentes y jóvenes:

Os invito a leer los libros que aparecen en este apartado dedicado a vosotros. Todos esos libros son de contenido católico, espiritual, teológico, doctrina social, etc. Son libros que os pueden ayudar a conocer mejor vuestra fe, a profundizar en el amor de Dios, a vivir según el Evangelio y a transformar el mundo con la luz de Cristo.

Sé que vivís en una época difícil, llena de desafíos, tentaciones y problemas. Sé que a veces os sentís solos, incomprendidos o desanimados. Sé que tenéis muchas preguntas, dudas e inquietudes. Pero también sé que tenéis un corazón grande, capaz de amar y de ser amados, de soñar y de realizar vuestros sueños, de dar y de recibir.

Por eso os animo a vivir intensamente vuestra vida de fe en Cristo Resucitado. Él es el amigo que nunca falla, el hermano que siempre os acompaña, el maestro que os enseña la verdad, el salvador que os libera del pecado y la muerte. Él os conoce, os ama y os llama por vuestro nombre. Él os espera en la Eucaristía, en la Palabra, en la oración, en la Iglesia, en los pobres, en los que sufren.

No estáis solos. Contáis con la intercesión de la Virgen María, vuestra madre celestial, que os cuida, os protege y os guía. Contáis con el apoyo de los santos, vuestros hermanos mayores en la fe, que os dan ejemplo, consejo e inspiración. Contáis con la comunión de los cristianos, vuestra familia espiritual, que os acoge, os respeta y os ayuda.

No tengáis miedo. Como bien lo repetía a los jóvenes Juan Pablo II: “No tengáis miedo de abrir las puertas a Cristo”. No tengáis miedo de seguir su voz, de hacer su voluntad, de entregarle vuestra vida. No tengáis miedo de ser diferentes, de ir contracorriente, de ser testigos de su amor. No tengáis miedo de confiar en él, de esperar en él, de amar con él.

Os ofrezco unas frases de santos hacia los jóvenes para motivaros y alentaros en vuestro camino de fe:

  • “Queridos jóvenes: no enterréis vuestros talentos, los dones que Dios os ha regalado. No tengáis miedo de soñar cosas grandes” (Papa Francisco).
  • “Joven: si quieres ser santo… ¡sé más santo! No pierdas el tiempo haciendo cosas buenas; haz las mejores” (San Josemaría Escrivá).
  • “La juventud no es un tiempo para holgazanear; es un tiempo para estudiar y para entregarse al servicio del prójimo” (Santa Teresa del Niño Jesús).
  • “Los jóvenes son capaces cuando se les ama mucho” (San Juan Bosco).
  • “No hay nada más bello que haber sido alcanzados por el Evangelio y haber encontrado a Cristo” (San Agustín).

Espero que estas palabras os animen a leer los libros que os recomiendo y a crecer en vuestra fe. Os aseguro mi oración por cada uno de vosotros. Que Dios os bendiga y os guarde.

Un abrazo,

El equipo de lecturacatolica.com