La esencia de la filosofía y la condición moral del conocer filosófico – Max Scheler

En este comentario vamos a analizar el libro “La esencia de la filosofía y la condición moral del conocer filosófico” de Max Scheler, publicado por Ediciones Encuentro en la sección de ensayo. Se trata de una obra que recoge tres escritos del autor, compuestos entre 1911 y 1917, en los que expone su concepción de la filosofía, la fenomenología y la teoría del conocimiento. Desde una perspectiva creyente y en sintonía con el magisterio de la Iglesia católica, vamos a destacar los aspectos más relevantes y originales de este libro, así como las aportaciones de Scheler al pensamiento contemporáneo.

Ficha técnica

  • Autor: Max Scheler (1874-1928)
  • Temática: Ética y filosofía moral

Comentario del libro “La esencia de la filosofía y la condición moral del conocer filosófico”

La filosofía como acto de amor al ser

El primer ensayo que encontramos en el libro se titula “La esencia de la filosofía y la condición moral del conocer filosófico” y fue escrito en 1917. En él, Scheler plantea que la filosofía no es una ciencia más, sino un saber último y radical que se funda a sí mismo y que requiere de una actitud especial por parte del filósofo. Esta actitud consiste en un acto de amor al ser, que implica una participación del núcleo de la persona humana en la esencia originaria de todas las esencias. Así, el filósofo se sitúa fuera de la concepción natural del mundo, que es la postura común y pre-filosófica de los seres humanos, y accede a una visión intuitiva y directa de la realidad. Scheler defiende que este acto de amor al ser es una condición moral y espiritual del conocer filosófico, que no depende de la inteligencia o la cultura, sino de la pureza y la sinceridad del corazón.

La fenomenología como método de la filosofía

El segundo ensayo que compone el libro se llama “Fenomenología y teoría del conocimiento” y fue escrito entre 1913 y 1914. En este texto, Scheler explica su concepción de la fenomenología, que es el método que él adopta para hacer filosofía. Scheler se diferencia de Husserl, el fundador de la fenomenología, en varios aspectos. Para Scheler, la fenomenología no es una ciencia eidética, sino una descripción de los fenómenos tal como se dan en la experiencia vivida. Tampoco es una reducción trascendental, sino una liberación de los prejuicios y las abstracciones que nos impiden ver las cosas en su esencia. Además, la fenomenología no se limita al ámbito de la conciencia, sino que abarca toda la realidad, incluyendo el ser, el valor, el espíritu y Dios. Scheler sostiene que la fenomenología es el método adecuado para la filosofía, porque permite acceder a la intuición de las esencias sin necesidad de recurrir a la razón discursiva o a la ciencia empírica.

La teoría del conocimiento como doctrina de los tres hechos

El tercer y último ensayo que conforma el libro se denomina “La doctrina de los tres hechos” y fue escrito entre 1911 y 1912. Se trata de un texto incompleto, que se complementa con dos apéndices que continúan la exposición. En este ensayo, Scheler desarrolla su teoría del conocimiento, basada en la distinción de tres hechos fundamentales: el hecho psíquico, el hecho lógico y el hecho ontológico. El hecho psíquico se refiere a los procesos mentales que tienen lugar en el sujeto cognoscente. El hecho lógico se refiere a las leyes y las formas que rigen el pensamiento y el lenguaje. El hecho ontológico se refiere a la existencia y la naturaleza de los objetos conocidos. Scheler afirma que estos tres hechos son independientes entre sí, pero se relacionan en el acto de conocimiento. Así, el conocimiento no es una mera reproducción o representación de la realidad, sino una relación intencional entre el sujeto y el objeto, mediada por el pensamiento y el lenguaje.

Conclusión

En conclusión, podemos decir que el libro “La esencia de la filosofía y la condición moral del conocer filosófico” de Max Scheler es una obra fundamental para comprender el pensamiento de este gran filósofo del siglo XX. Scheler nos ofrece una visión original y profunda de la filosofía, la fenomenología y la teoría del conocimiento, que se basa en el amor al ser, la intuición de las esencias y la relación intencional entre el sujeto y el objeto. Desde una perspectiva creyente y en armonía con el magisterio de la Iglesia católica, Scheler nos invita a hacer filosofía como un acto de participación en la realidad, que nos abre a la trascendencia y al sentido de la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *