La Eucaristía, fuente del amor a la Palabra de Dios y a los pobres – M. Sánchez Monge

La Eucaristía es el sacramento que nos une a Cristo y nos hace partícipes de su amor por nosotros y por los demás. En este libro, el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, nos presenta la actualidad del mensaje de San Manuel González García, el obispo de la Eucaristía, que dedicó su vida a promover la adoración eucarística y la atención a los pobres.

Ficha técnica

  • Autor: Manuel Sánchez Monge
  • Temática: Espiritualidad eucarística y social

Comentario del libro “La Eucaristía, fuente del amor a la Palabra de Dios y a los pobres”

El libro se divide en cuatro capítulos, que corresponden a los cuatro pilares de la espiritualidad de San Manuel González: la Palabra de Dios, la Eucaristía, la Iglesia y los pobres.

La Palabra de Dios

El autor nos muestra cómo San Manuel González era un gran conocedor y amante de la Sagrada Escritura, que leía y meditaba a diario. Para él, la Palabra de Dios era la fuente de la fe, la esperanza y el amor, y el alimento que nutría su vida espiritual y pastoral. El obispo de la Eucaristía nos invita a acercarnos a la Biblia con humildad, docilidad y oración, para escuchar la voz de Dios que nos habla y nos revela su voluntad.

La Eucaristía

El autor nos explica cómo San Manuel González descubrió en la Eucaristía el centro de su vida y de su ministerio. Para él, la Eucaristía era el sacramento del amor por excelencia, el don que Jesús hace de sí mismo, y el remedio para todos los males del mundo. El obispo de la Eucaristía nos enseña a adorar a Jesús presente en el sagrario, a participar con fervor en la santa misa, y a vivir en comunión con Cristo y con los hermanos.

La Iglesia

El autor nos presenta cómo San Manuel González vivió su pertenencia a la Iglesia como una gracia y una responsabilidad. Para él, la Iglesia era la familia de Dios, el cuerpo místico de Cristo, y la madre y maestra de los fieles. El obispo de la Eucaristía nos anima a amar a la Iglesia, a colaborar con sus pastores, y a contribuir a su misión evangelizadora.

Los pobres

El autor nos narra cómo San Manuel González tuvo un corazón compasivo y generoso con los pobres y los necesitados. Para él, los pobres eran los preferidos de Dios, los hermanos de Cristo, y los destinatarios de la caridad cristiana. El obispo de la Eucaristía nos llama a servir a los pobres, a defender sus derechos, y a compartir con ellos nuestros bienes.

Conclusión

El libro de Manuel Sánchez Monge es una obra que nos ayuda a profundizar en la espiritualidad de San Manuel González, un santo que nos muestra el camino de la santidad a través de la Palabra de Dios, la Eucaristía, la Iglesia y los pobres. Se trata de un libro que nos invita a renovar nuestro amor a Cristo y a los demás, y a vivir con alegría y esperanza nuestra fe católica.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *