La familia como raíz de la sociedad – P. Donati

La familia es una realidad social que ha sufrido muchos cambios y desafíos en las últimas décadas. ¿Qué sentido tiene hoy hablar de la familia como raíz de la sociedad? ¿Qué aporta la familia al bien común y al desarrollo humano? ¿Qué criterios pueden orientar una visión cristiana de la familia en el contexto actual? Estas son algunas de las preguntas que aborda el sociólogo italiano Pierpaolo Donati en su libro “La familia como raíz de la sociedad”, publicado por la editorial BAC en 2013.

Ficha técnica

  • Autor: Pierpaolo Donati, profesor de Sociología en la Universidad de Bolonia y experto en teoría relacional y sociología de la familia.
  • Temática: La familia como realidad social, su identidad, su función, sus desafíos y su futuro desde una perspectiva relacional y cristiana.

Comentario del libro “La familia como raíz de la sociedad”

El libro se divide en seis capítulos, más una introducción y una conclusión, en los que el autor expone su tesis central: la familia es y sigue siendo la raíz de la sociedad, entendiendo por raíz no una analogía biológica, sino sociológica. Es decir, la familia es el lugar donde se originan y se transmiten las relaciones sociales que configuran la sociedad, y por tanto, es una realidad irreductible a otras formas de convivencia o asociación.

El genoma de la familia

Para sustentar esta tesis, Donati recurre a lo que él llama el genoma de la familia, es decir, la estructura relacional que confiere a la familia una identidad social propia y distintiva. Este genoma se compone de cuatro dimensiones conectadas entre sí: el don, la reciprocidad, la sexualidad y el deseo de transmitir la vida. Estas dimensiones hacen de la familia una relación sui generis, que no se basa en el contrato, el interés o la similitud, sino en el amor conyugal y familiar.

El futuro de la familia

En los capítulos siguientes, Donati analiza el futuro de la familia en el siglo XXI, teniendo en cuenta los cambios sociales, culturales y demográficos que afectan a su dinámica y a su ciclo vital. El autor distingue entre el pluralismo fisiológico, que refleja la diversidad funcional de las familias, y el pluralismo patológico, que supone una desinstitucionalización y una fragmentación de las familias. Frente a este último, Donati propone un proceso de reinstitucionalización de la familia basado en su función mediadora y educadora.

La identidad sexual

Otro aspecto clave que aborda Donati es el de la identidad sexual, tanto individual como relacional. El autor critica las ideologías que niegan o relativizan la diferencia sexual entre hombre y mujer, y que promueven una concepción individualista y hedonista de la sexualidad. Frente a ellas, Donati defiende una visión integral y personalista de la sexualidad conyugal, que respeta la complementariedad entre los sexos y que se abre a la generatividad.

La relación conyugal

El capítulo cuarto se centra en la relación conyugal como núcleo fundamental de la familia. Donati explica las características y los desafíos de esta relación, que se basa en el amor recíproco, fiel e indisoluble entre los esposos. El autor también aborda temas como el matrimonio civil y religioso, el divorcio, las segundas nupcias y las uniones homosexuales. En todos ellos, Donati muestra las diferencias entre la concepción contractualista e individualista del matrimonio y la concepción relacional y cristiana del mismo.

La relación parental

El capítulo quinto se dedica a la relación parental, es decir, a la relación entre padres e hijos. Donati analiza los cambios que ha experimentado esta relación en las últimas décadas, como el aumento de las familias monoparentales o reconstituidas, el descenso de la natalidad o el retraso de la edad para tener hijos. El autor también reflexiona sobre los derechos y deberes de los padres respecto a sus hijos, especialmente en lo referente a su educación y a su transmisión de valores.

La relación familiar

El último capítulo trata de la relación familiar en sentido amplio, es decir, la relación entre los miembros de la familia extensa, como los abuelos, los tíos, los primos, etc. Donati destaca la importancia de esta relación para el bienestar y la cohesión social, y señala los factores que la favorecen o la dificultan, como la movilidad geográfica, el envejecimiento de la población o la solidaridad intergeneracional.

Conclusión

El libro de Pierpaolo Donati es una obra de gran valor teórico y práctico para comprender y defender la familia como raíz de la sociedad. El autor ofrece una visión relacional y cristiana de la familia, que se apoya en datos empíricos y en argumentos racionales. El libro es también una invitación a redescubrir la belleza y la riqueza de la familia como una realidad social única e irreemplazable, que contribuye al bien común y al desarrollo humano.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *