La grandeza del amor humano – ed. J. de D. Larrú

El amor humano es una realidad que nos afecta a todos, que nos interpela y nos desafía, que nos llena de alegría y de esperanza, pero también de dudas y de dificultades. ¿Qué es el amor humano? ¿Cómo vivirlo según el plan de Dios? ¿Qué aporta la fe cristiana al amor conyugal y familiar? ¿Qué desafíos plantea la ideología de género y la legislación actual? Estas son algunas de las preguntas que aborda el documento de la Conferencia Episcopal Española “La verdad del amor humano. Orientaciones sobre el amor conyugal, la ideología de género y la legislación familiar”, publicado en 2012.

“La grandeza del amor humano” es un comentario al documento episcopal, realizado por varios autores expertos en diferentes disciplinas, desde una óptica multidisciplinar y fiel al magisterio de la Iglesia católica. El objetivo es profundizar en los temas expuestos en el documento, ofreciendo al lector una visión más amplia y completa de esa “grandeza del amor” a la que se refería el papa Benedicto XVI.

Ficha técnica

  • Autor: Juan de Dios Larrú Ramos (editor)
  • Temática: Teología moral, antropología cristiana, matrimonio y familia
  • Editorial: Biblioteca Autores Cristianos (BAC)
  • Año: 2013
  • Páginas: 457
  • ISBN: 978-84-220-1692-2

Comentario del libro “La grandeza del amor humano”

El libro se divide en cuatro partes, siguiendo el orden cronológico del documento episcopal. Cada parte consta de varios capítulos, escritos por diferentes autores, que comentan algunos números del documento. A continuación se resumen brevemente los contenidos y las aportaciones más destacadas de cada parte.

Parte I: La verdad del amor y su fundamento divino como vocación a la comunión

Esta parte aborda el fundamento teológico y antropológico del amor humano, mostrando cómo solo desde el misterio de Cristo se puede acceder a la verdad plena del amor conyugal y familiar. Se destaca la importancia de la revelación bíblica, especialmente los relatos del Génesis sobre la creación del hombre y de la mujer a imagen de Dios, y el misterio nupcial de Cristo y la Iglesia. Se subraya también la vocación universal al amor y a la comunión, que se realiza de modo específico en el matrimonio y en la familia.

Entre las aportaciones más relevantes de esta parte se encuentran:

  • La exposición de Juan José Pérez Soba sobre el amor humano como respuesta al don divino, en la que critica el emotivismo y el relativismo que imperan en la cultura actual, y propone una visión integral del amor como donación recíproca y fecunda.
  • La reflexión de Luis Granados sobre el cuerpo humano y la diferencia sexual como “lugar teológico”, es decir, como fuente de conocimiento del misterio de Dios y del hombre.
  • El análisis de José Noriega sobre la comunión conyugal como imagen de la Trinidad, en el que explica cómo el matrimonio refleja el misterio de las personas divinas que se entregan mutuamente en el amor.

Parte II: La verdad del amor humano en su dimensión personal

Esta parte de “La grandeza del amor humano” se centra en la dimensión personal del amor, es decir, en los aspectos antropológicos, psicológicos y morales que configuran la identidad y la vocación del hombre y de la mujer. Se trata de mostrar cómo el amor humano implica una llamada a la libertad, a la responsabilidad, a la fidelidad, a la castidad y a la santidad. Se abordan también los temas de la sexualidad, la afectividad, la educación para el amor y las virtudes conyugales.

Entre las aportaciones más relevantes de esta parte se encuentran:

  • La presentación de José Ramón Ayllón sobre los fundamentos antropológicos del amor humano, en la que defiende la unidad e integridad de la persona humana frente al dualismo y al materialismo que niegan o reducen su dignidad.
  • La exposición de José Granados sobre los elementos esenciales del amor conyugal, en la que explica cómo el amor implica una entrega total, exclusiva, indisoluble y fecunda de los esposos, que se expresa en el lenguaje del cuerpo y en el sacramento del matrimonio.
  • La reflexión de José Luis Pérez sobre la educación para el amor, en la que propone una pedagogía integral que ayude a los jóvenes a descubrir el sentido y la belleza del amor humano, y a formar su conciencia moral y su capacidad de decisión.

Parte III: La verdad del amor humano en su dimensión social

Esta parte se ocupa de la dimensión social del amor humano, es decir, de las implicaciones sociales, jurídicas y políticas que tiene el matrimonio y la familia. Se trata de mostrar cómo el amor humano es una realidad que no solo afecta a los esposos y a sus hijos, sino también a la sociedad y al Estado, que tienen el deber de reconocer, proteger y promover el bien común que representa la familia. Se abordan también los desafíos que plantea la ideología de género y la legislación actual, que atentan contra la verdad y la dignidad del amor humano.

Entre las aportaciones más relevantes de esta parte se encuentran:

  • La exposición de Justo Aznar sobre la ideología de género, en la que denuncia sus presupuestos falsos y sus consecuencias nefastas para la persona, el matrimonio y la familia.
  • El análisis de Benigno Blanco sobre la legislación familiar en España, en el que muestra cómo las leyes actuales contradicen el orden natural y moral del matrimonio y la familia, y propone algunas líneas de acción para defender sus derechos.
  • La presentación de José María Barrio sobre la familia como sujeto social, en la que explica cómo la familia es una célula vital de la sociedad, que contribuye al desarrollo humano integral y a la solidaridad entre las generaciones.

Parte IV: La verdad del amor humano en su dimensión eclesial

Esta parte se refiere a la dimensión eclesial del amor humano, es decir, a la relación entre el matrimonio y la familia con la Iglesia. Se trata de mostrar cómo el amor humano es un camino de santidad y de evangelización, que se nutre de la gracia sacramental y de la vida litúrgica. Se destaca también la importancia de la pastoral familiar, que debe acompañar a las familias en sus diversas etapas y situaciones, ofreciéndoles una formación adecuada y un apoyo fraterno.

Entre las aportaciones más relevantes de esta parte se encuentran:

  • La exposición de Juan Luis Lorda sobre el matrimonio como sacramento, en la que explica cómo el matrimonio es signo e instrumento de la alianza entre Cristo y la Iglesia, y cómo los esposos participan del sacerdocio común de los fieles.
  • El análisis de José Antonio Álvarez sobre la familia como iglesia doméstica, en la que muestra cómo la familia es una comunidad de fe, esperanza y caridad, que transmite el evangelio a sus miembros y al mundo.
  • La reflexión de Juan Francisco Mejía sobre la pastoral familiar, en la que propone una pastoral orgánica e integral, que atienda a las familias desde su preparación al matrimonio hasta su maduración en el amor.

Conclusión

El libro “La grandeza del amor humano” es una obra valiosa y oportuna, que ofrece al lector una visión profunda y completa del amor conyugal y familiar desde una perspectiva cristiana. Los autores logran combinar rigor académico con claridad expositiva, sin renunciar a un tono cercano y testimonial. El libro no solo es un comentario al documento episcopal, sino también una invitación a redescubrir la belleza y el sentido del amor humano, así como a vivirlo con fidelidad y generosidad. Es un libro recomendable para todos los que quieran conocer mejor el pensamiento de la Iglesia sobre el matrimonio y la familia, así como para los que busquen orientaciones prácticas para su vida conyugal y familiar.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *