La ley natural – Francisco Carpintero

El concepto de ley natural ha sido objeto de debate y controversia a lo largo de la historia del pensamiento jurídico y moral. ¿Qué es la ley natural? ¿Qué relación tiene con la ley positiva, la razón humana y la voluntad divina? ¿Qué papel ha jugado en la defensa de los derechos humanos y la dignidad de la persona? Estas son algunas de las preguntas que aborda el libro “La ley natural” de Francisco Carpintero, catedrático de Filosofía del Derecho y autor de numerosos estudios históricos y filosóficos sobre el tema.

Liberalismo catolicismo y Ley Natural: 502 (Ensayo)
26 Opiniones

Ficha técnica

  • Autor: Francisco Carpintero Benítez
  • Temática: Ética y filosofía moral

Comentario del libro “La ley natural”

El libro de Francisco Carpintero es una obra original, sintética y documentada que ofrece una visión panorámica y crítica de la evolución histórica del concepto de ley natural, desde sus orígenes en la antigüedad greco-romana hasta la actualidad. El autor analiza las principales doctrinas y autores que han contribuido al desarrollo de esta idea, tanto desde la filosofía, como desde la teología y el derecho, mostrando sus puntos de encuentro y de divergencia, así como sus implicaciones prácticas y políticas.

La ley natural en la antigüedad y la Edad Media

El autor comienza su recorrido histórico por la antigüedad, donde la ley natural surge como una noción racional y universal que se opone al relativismo y al convencionalismo de las leyes humanas. La ley natural se identifica con la ley eterna, que es la razón de Dios que gobierna el orden cósmico y moral. Los estoicos son los primeros en elaborar una teoría sistemática de la ley natural, que influye en autores como Cicerón y Séneca. La ley natural se basa en la naturaleza humana, que es común a todos los hombres y les hace partícipes de la razón divina. La ley natural es la fuente de los derechos naturales, que son inalienables e imprescriptibles.

La llegada del cristianismo introduce una nueva dimensión en la concepción de la ley natural: la revelación. La ley natural se integra en la ley de Dios, que se manifiesta de tres formas: la ley eterna, la ley natural y la ley positiva. La ley natural es la participación de la ley eterna en la criatura racional, que la conoce por medio de la razón natural. La ley natural es la expresión de la voluntad de Dios, que quiere el bien y la felicidad de sus criaturas. La ley natural es también la base de la moral cristiana, que se perfecciona con la ley evangélica o de la gracia. Los principales representantes de esta visión son los padres de la Iglesia y los escolásticos, entre los que destaca Santo Tomás de Aquino.

La ley natural en la Edad Moderna y Contemporánea

El autor continúa su exposición por la Edad Moderna, donde la ley natural sufre una profunda transformación debido a los cambios sociales, políticos y culturales que se producen. La ley natural se emancipa de la ley divina y se convierte en una noción autónoma y secular, que se funda en la razón humana y en el derecho natural. La ley natural se orienta hacia la defensa de los derechos humanos y la limitación del poder político. La ley natural se asocia con el contrato social y el estado de naturaleza, que son las hipótesis que explican el origen y la legitimidad de la sociedad civil y el gobierno. Los principales exponentes de esta corriente son los racionalistas, los empiristas y los ilustrados, entre los que sobresalen Grotius, Hobbes, Locke, Rousseau y Kant.

El autor concluye su estudio por la Edad Contemporánea, donde la ley natural entra en crisis y es cuestionada por diversas corrientes de pensamiento. La ley natural se enfrenta al positivismo jurídico, que niega la existencia de un derecho natural superior y anterior al derecho positivo, y que reduce el derecho a la voluntad del legislador o del soberano. La ley natural también se ve amenazada por el historicismo, el relativismo y el nihilismo, que ponen en duda la validez universal y objetiva de la ley natural, y que la consideran una mera construcción histórica, cultural o ideológica. La ley natural, sin embargo, no desaparece, sino que se reformula y se renueva desde diferentes perspectivas, como la fenomenología, la hermenéutica, el personalismo, el iusnaturalismo crítico y el realismo jurídico. Algunos de los autores que representan estas tendencias son Scheler, Radbruch, Maritain, Finnis y Dworkin.

Conclusión

El libro de Francisco Carpintero es una obra de gran valor y actualidad, que ofrece una visión amplia y rigurosa de la historia del concepto de ley natural, y que invita a reflexionar sobre su significado y relevancia para el presente y el futuro de la humanidad. El autor muestra que la ley natural no es una idea estática y dogmática, sino dinámica y dialéctica, que se ha ido adaptando y enriqueciendo con las aportaciones de diversas tradiciones y disciplinas. El autor también defiende que la ley natural no es una idea abstracta y utópica, sino concreta y realista, que se basa en las necesidades y la dignidad de las personas, y que busca promover el bien común y la justicia. El autor, finalmente, propone que la ley natural no es una idea excluyente y conflictiva, sino inclusiva y dialogante, que se abre al diálogo entre la razón y la fe, entre la filosofía y la teología, entre el derecho natural y el derecho positivo.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *