La oración, oxígeno del creyente – Jacques Philippe

La oración es una necesidad vital para el creyente, pero también una fuente de alegría, de paz y de amor. Así lo afirma Jacques Philippe, sacerdote y autor de varios libros espirituales, en su obra “La oración, oxígeno del creyente”. En este libro, el autor ofrece una visión sencilla y profunda de la oración cristiana, basada en su propia experiencia y en la de los santos. Su objetivo es animar al lector a orar con confianza, perseverancia y fidelidad, y a descubrir los frutos que la oración produce en la vida personal y comunitaria.

Ficha técnica

  • Autor: Jacques Philippe
  • Temática: Oración cristiana

Comentario del libro “La oración, oxígeno del creyente”

¿Qué es la oración?

La oración es el encuentro personal y amoroso con Dios, que nos habla y nos escucha. Jacques Philippe define la oración como una relación de amistad con Dios, que nos invita a entrar en comunión con Él. La oración no es una técnica, una obligación o un esfuerzo, sino una respuesta libre y generosa al amor de Dios, que nos busca y nos llama. La oración es también una escuela de humildad, de confianza y de abandono, donde aprendemos a reconocer nuestra pequeñez y nuestra necesidad de Dios, y a dejarnos guiar por su voluntad.

¿Cómo orar?

La oración requiere algunas condiciones básicas, como la fe, la esperanza, el amor, el silencio, la atención y la perseverancia. Jacques Philippe explica que la oración no depende tanto de nuestros métodos o sentimientos, sino de nuestra actitud interior. Para orar, hay que creer que Dios existe y que nos ama, esperar en su bondad y en sus promesas, amarle con todo nuestro ser, buscar el silencio interior y exterior, prestar atención a su presencia y a su palabra, y perseverar en la oración, especialmente en los momentos de sequedad o de dificultad. El autor también ofrece algunos consejos prácticos para orar, como elegir un lugar y un tiempo adecuados, usar la Sagrada Escritura o algún libro espiritual como apoyo, y recurrir a la intercesión de la Virgen María y de los santos.

¿Para qué orar?

La oración tiene un valor inmenso, tanto para el creyente como para la Iglesia y el mundo. Jacques Philippe muestra los efectos positivos que la oración tiene en la vida del cristiano, como el crecimiento en la santidad, la paz, la alegría, el amor, la libertad, la creatividad, la unidad y la misión. La oración también es una forma de colaborar con el plan de Dios para la humanidad, pues a través de ella podemos pedir por las necesidades de la Iglesia y del mundo, y ofrecer nuestra vida como sacrificio agradable a Dios. La oración es, en definitiva, el oxígeno del creyente, que le permite respirar y vivir en plenitud.

Conclusión

“La oración, oxígeno del creyente” es un libro que ilumina, inspira y alienta a orar. Jacques Philippe comparte con sencillez y profundidad su experiencia y su sabiduría sobre la oración cristiana, y nos invita a descubrir la belleza y la riqueza de este don de Dios. El libro es un excelente recurso para quienes quieren iniciarse o profundizar en la oración, y para quienes buscan renovar su relación con Dios. El autor nos muestra que la oración no es una carga, sino una bendición, y que orar es el mejor modo de vivir y de amar.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *