La renovación en sus fuentes – K. Wojtyla

El Concilio Vaticano II fue un acontecimiento histórico para la Iglesia católica, que supuso un impulso de renovación y actualización en su doctrina y su pastoral. Sin embargo, ¿cómo interpretar y aplicar correctamente los documentos conciliares? ¿Qué significa ser cristiano y vivir la Iglesia en el mundo contemporáneo? Estas son algunas de las preguntas que se plantea el entonces cardenal Karol Wojtyla, futuro papa Juan Pablo II, en su libro “La renovación en sus fuentes: sobre la aplicación del Concilio Vaticano II”.

Ficha técnica

  • Autor: Karol Wojtyla (1920-2005), arzobispo de Cracovia y cardenal desde 1967, elegido papa en 1978 con el nombre de Juan Pablo II. Fue uno de los padres conciliares más activos e influyentes del Vaticano II, y su pontificado se caracterizó por una intensa labor pastoral, doctrinal y ecuménica.
  • Temática: Teología pastoral, eclesiología, espiritualidad.
  • Editorial: Biblioteca de Autores Cristianos (BAC), Madrid, 1982.
  • Páginas: 344.

Comentario del libro “La renovación en sus fuentes”

El libro se divide en tres partes: la primera, dedicada a la renovación de la Iglesia; la segunda, a la renovación del hombre; y la tercera, a la renovación del mundo. En cada una de ellas, el autor analiza los principales temas y textos del Concilio, siguiendo un método teológico-pastoral que combina la fidelidad a la tradición con la apertura al diálogo.

La renovación de la Iglesia

En esta parte, Karol Wojtyla expone la visión conciliar de la Iglesia como misterio, comunión y misión. La Iglesia es el sacramento universal de salvación, que hace presente a Cristo en el mundo y que se nutre de la palabra de Dios y de los sacramentos, especialmente de la eucaristía. La Iglesia es también el pueblo de Dios, formado por diversos miembros que participan de la triple función de Cristo: sacerdotal, profética y real. La Iglesia es, finalmente, el cuerpo místico de Cristo, que tiene como cabeza al papa y como miembros a los obispos, los presbíteros, los diáconos, los religiosos y los laicos. La Iglesia tiene una dimensión universal y una dimensión local, expresada en las iglesias particulares o diócesis.

La renovación del hombre

En esta parte, Karol Wojtyla aborda la cuestión antropológica desde una perspectiva cristiana. El hombre es creado a imagen y semejanza de Dios, dotado de inteligencia, voluntad y libertad. El hombre es también redimido por Cristo, llamado a la gracia y a la gloria. El hombre es, además, un ser social, que vive en relación con los demás y con el mundo. El autor destaca el valor de la conciencia moral, que debe ser formada según las normas objetivas de la ley natural y de la ley divina. El autor también insiste en la importancia de la vocación, que es el plan personal de Dios para cada uno. El autor enumera las diversas vocaciones cristianas: al matrimonio, al celibato consagrado, al sacerdocio ministerial y al apostolado seglar.

La renovación del mundo

En esta parte, Karol Wojtyla reflexiona sobre el papel de la Iglesia y de los cristianos en el mundo actual. El mundo es el ámbito donde se desarrolla la historia humana y donde se realiza el plan salvífico de Dios. El mundo es también el lugar donde se manifiestan los signos de los tiempos, que son los acontecimientos que interpelan a la Iglesia y que exigen una respuesta adecuada. El autor señala algunos de estos signos: el progreso científico y técnico, el desarrollo económico y social, el pluralismo cultural y religioso, el ecumenismo y el diálogo interreligioso, la promoción de la paz y de los derechos humanos, la defensa de la vida y de la familia, la opción preferencial por los pobres y los marginados, la salvaguardia de la creación.

Conclusión

El libro “La renovación en sus fuentes” es una obra de gran valor teológico y pastoral, que nos ayuda a comprender mejor el sentido y el alcance del Concilio Vaticano II. El autor, con su profunda visión de fe y su amplia experiencia pastoral, nos ofrece una síntesis clara y profunda de los aspectos esenciales de la doctrina y la vida cristiana. El libro es también un testimonio de la personalidad y el carisma de Karol Wojtyla, que más tarde se convertiría en el papa Juan Pablo II, uno de los grandes protagonistas de la historia de la Iglesia y del mundo en el siglo XX.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *