Los cristianos y la Biblia – J.-M. Poffet

La Biblia es el libro sagrado de los cristianos, pero ¿cómo ha sido leída e interpretada a lo largo de la historia? ¿Qué criterios se deben seguir para comprender su mensaje? ¿Qué relación tiene la Biblia con la tradición y el magisterio de la Iglesia católica? Estas son algunas de las preguntas que aborda el autor de este libro, Jean-Michel Poffet, un reconocido biblista y profesor de la Universidad de Friburgo (Suiza).

Ficha técnica

  • Autor: Jean-Michel Poffet
  • Temática: Exégesis bíblica, historia de la interpretación, teología bíblica
  • Editorial: Biblioteca de Autores Cristianos (BAC)
  • Año de publicación: 2001
  • Número de páginas: 125

Comentario del libro “Los cristianos y la Biblia”

Un recorrido histórico por la lectura cristiana de la Biblia

El libro se divide en cuatro capítulos que recorren los principales períodos y corrientes de la exégesis bíblica desde los orígenes del cristianismo hasta nuestros días. El autor expone con claridad y rigor los métodos, los autores y las obras más relevantes de cada época, así como los desafíos y las dificultades que se han planteado en el diálogo entre la fe y la razón, entre la ciencia y la teología, entre la Iglesia y el mundo.

El primer capítulo se centra en la lectura de la Biblia en los primeros siglos del cristianismo, desde los apóstoles hasta los padres de la Iglesia. El autor destaca el papel fundamental de la tradición apostólica, el uso del Antiguo Testamento como clave para entender el Nuevo, y el desarrollo de las cuatro escuelas exegéticas principales: la alejandrina, la antioquena, la occidental y la siria.

El segundo capítulo abarca desde el siglo VI hasta el siglo XV, un período marcado por la consolidación de la autoridad eclesiástica, la influencia de los monjes y los escolásticos, y el surgimiento de las lenguas vernáculas. El autor resalta el valor de la lectura espiritual y alegórica de la Biblia, así como el aporte de las cuatro dimensiones del sentido bíblico: literal, alegórico, moral y anagógico.

El tercer capítulo cubre desde el siglo XVI hasta el siglo XIX, una época caracterizada por las reformas protestante y católica, el humanismo renacentista, el racionalismo ilustrado y el nacimiento de la crítica histórica. El autor analiza las distintas posturas ante la Biblia, desde el sola scriptura protestante hasta el magisterio infalible católico, pasando por el libre examen racionalista y el método histórico-crítico.

El cuarto capítulo se ocupa del siglo XX y principios del XXI, un tiempo de renovación bíblica impulsada por los movimientos ecuménicos, el Concilio Vaticano II y las nuevas ciencias humanas. El autor presenta las principales corrientes exegéticas actuales, como la crítica literaria, la crítica redaccional, la crítica narrativa, la crítica canónica, la exégesis socio-científica y la lectura popular de la Biblia.

Una propuesta para una lectura creyente y actualizada de la Biblia

El libro no se limita a ofrecer una visión histórica de la exégesis bíblica, sino que también propone una reflexión teológica sobre el sentido y el valor de la Biblia para los cristianos de hoy. El autor defiende una lectura creyente y actualizada de la Biblia, que tenga en cuenta tanto los resultados científicos como las exigencias pastorales. Para ello, propone tres criterios fundamentales:

  • El criterio histórico: consiste en respetar el contexto histórico y cultural en que se originaron los textos bíblicos, así como su género literario y su intención teológica. Este criterio permite evitar tanto el fundamentalismo como el relativismo.
  • El criterio canónico: consiste en considerar la Biblia como una unidad orgánica y dinámica, que se compone de dos Testamentos que se iluminan mutuamente y que expresan la revelación progresiva de Dios. Este criterio permite evitar tanto el judaísmo como el marciónismo.
  • El criterio eclesial: consiste en situar la lectura de la Biblia en el seno de la Iglesia, que es el pueblo de Dios y el cuerpo de Cristo, y que está guiada por el Espíritu Santo y el magisterio. Este criterio permite evitar tanto el individualismo como el clericalismo.

Conclusión

El libro de Jean-Michel Poffet es una obra breve pero densa, que ofrece una síntesis clara y completa de la historia de la exégesis bíblica y una propuesta coherente y equilibrada para una lectura creyente y actualizada de la Biblia. Se trata de un libro útil e interesante para todos los cristianos que quieran profundizar en el conocimiento y el amor de la Palabra de Dios.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *