Los obispos españoles bajo el régimen del Real Patronato – M. Barrio Gonzalo

La historia de la Iglesia en España durante la Edad Moderna es una historia compleja y apasionante, en la que se entrelazan los aspectos religiosos, políticos, sociales y culturales. Uno de los elementos más relevantes de esta historia es el papel que desempeñaron los obispos, como pastores de sus diócesis y como representantes de la Corona en el ámbito eclesiástico. El libro que nos ocupa ofrece una visión panorámica y rigurosa de los obispos españoles bajo el régimen del Real Patronato, es decir, el sistema por el que el rey tenía la facultad de presentar candidatos para las sedes episcopales y ejercer cierta influencia sobre la administración y la disciplina de la Iglesia.

Ficha técnica

  • Autor: Maximiliano Barrio Gozalo
  • Temática: Historia de la Iglesia en España, siglos XVI-XIX
  • Editorial: Biblioteca de Autores Cristianos (BAC), Madrid 2021
  • Páginas: 528

Comentario del libro “Los obispos españoles bajo el régimen del Real Patronato”

El autor de esta obra es Maximiliano Barrio Gozalo, doctor en Historia Eclesiástica por la Universidad Gregoriana de Roma y profesor emérito de Historia de la Iglesia en España y América en la Universidad Pontificia de Salamanca. Se trata, por tanto, de un especialista reconocido en la materia, que ha dedicado muchos años al estudio y la investigación de las fuentes documentales y bibliográficas sobre los obispos españoles.

El libro se divide en dos partes: la primera abarca desde el año 1523, cuando se estableció el Real Patronato por las bulas del papa Adriano VI, hasta el año 1700, cuando murió el último rey de la Casa de Austria, Carlos II; la segunda parte va desde el año 1701, cuando comenzó el reinado de Felipe V, primer monarca de la Casa de Borbón, hasta el año 1834, cuando se abolió definitivamente el Real Patronato por las Cortes Generales. Cada parte se subdivide en varios capítulos, que siguen un orden cronológico y temático.

El autor analiza con detalle y rigor los aspectos más relevantes de la vida y la obra de los obispos españoles bajo el régimen del Real Patronato, tales como:

  • El proceso de nombramiento y provisión de las sedes episcopales, que implicaba una negociación entre el rey, el papa y los candidatos.
  • El perfil humano, intelectual y espiritual de los obispos, que refleja su origen social, su formación académica, su vocación pastoral y su santidad personal.
  • La labor pastoral de los obispos, que abarcaba la predicación, la administración de los sacramentos, la visita pastoral, el sínodo diocesano, el seminario conciliar y las obras de caridad.
  • La relación de los obispos con las autoridades civiles, tanto con el rey como con los virreyes, los consejos y las cortes, en lo que se refiere a los asuntos eclesiásticos y a los problemas políticos.
  • La participación de los obispos en los concilios generales y provinciales, así como en las congregaciones romanas y en las juntas nacionales o locales.
  • La contribución de los obispos a la cultura y al arte, mediante el mecenazgo, la fundación o reforma de colegios e instituciones educativas, la promoción o protección del patrimonio artístico y literario.

El autor no se limita a exponer los hechos históricos, sino que también ofrece una valoración crítica y equilibrada de los mismos, desde una perspectiva creyente y bajo la guía del magisterio de la Iglesia católica. Así, reconoce los méritos y las virtudes de los obispos españoles bajo el régimen del Real Patronato, pero también señala sus defectos y sus errores. Además, pone de relieve las luces y las sombras del propio sistema del Real Patronato, que tuvo aspectos positivos pero también negativos para la vida y la misión de la Iglesia en España.

Conclusión

El libro de Maximiliano Barrio Gozalo es una obra de referencia para el conocimiento de la historia de la Iglesia en España durante la Edad Moderna, especialmente en lo que se refiere al papel de los obispos. Se trata de un libro bien documentado, bien estructurado, bien escrito y bien argumentado, que combina la erudición con la claridad, y que ofrece una visión global y sintética, pero también profunda y matizada, de los obispos españoles bajo el régimen del Real Patronato. Es, por tanto, un libro muy recomendable para todos los interesados en la historia de la Iglesia y en la historia de España.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *