Mi testamento filosófico – Jean Guitton

¿Qué harías si pudieras conversar con algunos de los personajes más influyentes de la historia, la filosofía y la religión? Eso es lo que se propone el autor de “Mi testamento filosófico”, Jean Guitton, en esta obra singular y fascinante. Se trata de un libro que combina el ensayo, la autobiografía, el diálogo y la confesión, en el que el filósofo francés imagina su propia muerte, su entierro y su juicio, y los aprovecha para reflexionar sobre las grandes cuestiones de la existencia humana y de la fe cristiana.

Rebajas
Mi Testamento Filosofico. (Nuevo) (Ensayo)
29 Opiniones

Ficha técnica

  • Autor: Jean Guitton
  • Temática: Filosofía, religión, testimonio

Comentario del libro “Mi testamento filosófico”

Un diálogo imaginario con Pascal, Bergson y Pablo VI

En su lecho de muerte, Jean Guitton dialoga con tres de sus referentes intelectuales y espirituales: Blaise Pascal, Henri Bergson y el papa Pablo VI. Con ellos, repasa las razones para creer en Dios, para ser cristiano y para ser católico, desde una perspectiva personal y razonada. Guitton muestra su admiración por estos tres pensadores, que supieron armonizar la fe y la razón, la ciencia y la religión, la tradición y la modernidad. También expresa su gratitud por haber conocido y tratado personalmente al papa Pablo VI, de quien fue amigo íntimo y confidente, y con quien compartió su visión del concilio Vaticano II.

Un entierro acompañado por El Greco, de Gaulle, Dante y Sócrates

Durante su entierro, Jean Guitton conversa con cuatro figuras emblemáticas de la cultura occidental: El Greco, Charles de Gaulle, Dante Alighieri y Sócrates. Con ellos, aborda temas como el arte, el mal, el amor, la poesía y la filosofía, desde una mirada creyente y bajo la guía del magisterio de la iglesia católica. Guitton revela su pasión por el arte, especialmente por la pintura del Greco, que considera una expresión sublime de la trascendencia. También confiesa su admiración por el general de Gaulle, con quien mantuvo una relación de respeto y discrepancia, y por su papel en la historia de Francia y de Europa. Asimismo, reconoce su deuda con Dante, el poeta que le inició en el amor y en la teología, y con Sócrates, el filósofo que le enseñó a buscar la verdad y a morir con dignidad.

Un juicio con Teresa de Lisieux y Mitterrand

En su juicio celestial, Jean Guitton se encuentra con dos personajes que marcaron su vida: santa Teresa de Lisieux y François Mitterrand. Con ellos, hace balance de su trayectoria humana y cristiana, de sus aciertos y de sus errores, de sus luces y de sus sombras. Guitton reconoce su devoción por la santa de Lisieux, a quien considera su patrona y su modelo de santidad, y a quien le debe su conversión definitiva al catolicismo. También admite su amistad con Mitterrand, a quien conoció en su juventud y con quien mantuvo una larga correspondencia, y a quien le confió muchos de sus secretos políticos y personales.

Conclusión

“Mi testamento filosófico” es una obra original y profunda, que nos ofrece el testimonio de uno de los filósofos católicos más importantes del siglo XX. Jean Guitton nos invita a acompañarle en su último viaje, en el que repasa su vida y su pensamiento, y nos regala una lección de sabiduría y de humildad. Se trata de un libro que nos hace reflexionar sobre el sentido de la vida y de la muerte, sobre la fe y la razón, sobre el arte y la cultura, sobre el amor y la amistad, desde una perspectiva cristiana y abierta al diálogo.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *