Mujer, predicadora y párroco. La Santa Juana – M.ª V. Triviño

El libro “Mujer, predicadora y párroco. La Santa Juana” es una obra que nos presenta la vida y la obra de Juana de la Cruz, una religiosa franciscana que vivió en el siglo XV y XVI en España. El libro es el resultado de más de quince años de investigación y redescubrimiento, que han permitido a la autora acceder a más de 300 fuentes documentales sobre la santa. El libro se divide en tres partes: la primera parte nos ofrece una biografía histórica de Juana de la Cruz; la segunda parte nos expone su doctrina mística y su experiencia de Dios; y la tercera parte nos muestra su influencia y su legado en la Iglesia y en la sociedad.

Ficha técnica

  • Autora: María Victoria Triviño
  • Temática general: Biografía y espiritualidad mística
  • Número de páginas: 544
  • Editorial: Biblioteca de Autores Cristianos (BAC)

La vida de Juana de la Cruz

La primera parte del libro se compone de 12 capítulos que nos narran la vida de Juana de la Cruz desde su nacimiento en 1481 hasta su muerte en 1534. En esta parte se destacan los siguientes aspectos: la infancia y la adolescencia de Juana, marcadas por su vocación religiosa y su deseo de imitar a Cristo; su ingreso y su profesión como franciscana concepcionista en el convento de Cubas; su elección como abadesa y su reforma del convento; sus viajes por Castilla, donde predicó ante reyes, nobles y pueblo llano; sus milagros, visiones y éxtasis; sus persecuciones, calumnias y procesos inquisitoriales; y su muerte santa y venerada.

La obra de Juana de la Cruz

La segunda parte del libro se compone de 10 capítulos que nos exponen la obra de Juana de la Cruz, es decir, su doctrina mística y su experiencia de Dios. En esta parte se resaltan los siguientes aspectos: el método y las fuentes de su enseñanza, basados en la Biblia, los padres de la Iglesia, los escritores franciscanos y sus propias revelaciones; los temas principales de su doctrina, como el amor a Dios, la imitación de Cristo, la unión mística, el conocimiento de sí mismo, la oración, la penitencia, la eucaristía, la Virgen María y los santos; el estilo y el lenguaje de su predicación, caracterizados por su sencillez, claridad, belleza, originalidad y fuerza expresiva; y las obras escritas que recogen sus sermones, sus cartas y sus tratados espirituales.

La influencia de Juana de la Cruz

La tercera parte del libro se compone de 6 capítulos que nos muestran la influencia y el legado de Juana de la Cruz en la Iglesia y en la sociedad. En esta parte se destacan los siguientes aspectos: el reconocimiento y el apoyo que recibió Juana de la Cruz por parte de las autoridades eclesiásticas y civiles, como el papa León X, el emperador Carlos V, el cardenal Cisneros o el arzobispo Carrillo; las relaciones y las amistades que mantuvo Juana de la Cruz con otras figuras relevantes de su época, como Teresa de Jesús, Francisco Jiménez de Cisneros o Francisco Ximénez de Quintanilla; el impacto social y cultural que tuvo Juana de la Cruz por medio de sus predicaciones, sus milagros, sus fundaciones o sus escritos; y el proceso histórico que condujo a su beatificación en 1950 por el papa Pío XII.

Conclusión final

El libro “Mujer, predicadora y párroco. La Santa Juana” es una obra que nos descubre la vida y la obra de Juana de la Cruz, una religiosa franciscana que fue una mística excepcional, una predicadora carismática y una reformadora audaz. El libro es una obra rigurosa, documentada y amena, que nos acerca a una de las figuras más fascinantes y desconocidas de la historia de la Iglesia. El libro es una invitación a conocer y a seguir el ejemplo de Juana de la Cruz, una mujer que supo vivir y transmitir el amor de Dios con valentía, humildad y alegría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *