Once grandes mensajes – J. Iribarren

El libro “Once grandes mensajes” es una recopilación de los principales documentos del magisterio pontificio y conciliar sobre la doctrina social y económica de la Iglesia Católica, desde la encíclica Rerum novarum de León XIII hasta la Centesimus annus de Juan Pablo II. El libro, editado por Jesús Iribarren y José Luis Gutiérrez García, ofrece una visión panorámica y sintética de los principios y orientaciones que la Iglesia ha propuesto para la construcción de una sociedad más justa, libre, solidaria y humana.

Rebajas
Once Grandes Mensajes (MINOR)
1 Opiniones
Once Grandes Mensajes (MINOR)
  • Iribarren, Jesús (Autor)

Ficha técnica

  • Autor: Jesús Iribarren, sacerdote y periodista, fue director del diario Ya y colaborador de la revista Ecclesia. José Luis Gutiérrez García, sacerdote y profesor de teología moral, fue secretario general de Cáritas Española y presidente de Justicia y Paz.
  • Temática: Doctrina social y económica de la Iglesia Católica, magisterio pontificio y conciliar, ética social cristiana.

Comentario del libro “Once grandes mensajes”

El libro se divide en once capítulos, cada uno dedicado a un documento del magisterio social de la Iglesia. Cada capítulo incluye una introducción histórica y contextual del documento, un resumen de su contenido, una valoración crítica de su aportación y una bibliografía complementaria. El libro también cuenta con un prólogo del obispo Emilio Benavent y un índice analítico.

Rerum novarum

La primera encíclica social de la Iglesia, publicada en 1891 por León XIII, aborda la cuestión obrera surgida por la revolución industrial y el capitalismo liberal. El papa denuncia las condiciones inhumanas de los trabajadores, defiende sus derechos a un salario justo, a la propiedad privada, a la libertad sindical y a la participación política. Al mismo tiempo, rechaza el socialismo como solución a los problemas sociales y propone una colaboración entre las clases basada en la justicia y la caridad cristianas.

Quadragesimo anno

La segunda encíclica social de la Iglesia, publicada en 1931 por Pío XI, conmemora el cuadragésimo aniversario de la Rerum novarum y actualiza su mensaje ante el surgimiento de los totalitarismos fascista y comunista. El papa critica el individualismo liberal y el colectivismo estatal como sistemas que atentan contra la dignidad humana y la libertad religiosa. Propone una nueva organización social basada en el principio de subsidiariedad, que respeta el papel de los cuerpos intermedios entre el individuo y el Estado, como la familia, las asociaciones profesionales y las cooperativas.

Mater et magistra

La tercera encíclica social de la Iglesia, publicada en 1961 por Juan XXIII, amplía el horizonte de la doctrina social al abordar los problemas del desarrollo económico, la agricultura, la distribución de la riqueza y la cooperación internacional. El papa afirma que la economía debe estar al servicio del bien común y no del lucro privado. Reivindica el papel de los trabajadores como sujetos activos del desarrollo y no como meros instrumentos. Llama a una reforma agraria que garantice el acceso a la tierra a los campesinos. Y pide una mayor solidaridad entre las naciones ricas y pobres para superar las desigualdades globales.

Pacem in terris

La cuarta encíclica social de la Iglesia, publicada en 1963 por Juan XXIII, es también la primera dirigida no solo a los católicos sino a todos los hombres de buena voluntad. El papa aborda el tema de la paz mundial ante el peligro de una guerra nuclear y el proceso de descolonización. Propone una visión integral de la paz basada en el respeto a los derechos humanos, el orden jurídico internacional, la cooperación entre los pueblos y el diálogo entre las religiones.

Ecclesiam suam

La quinta encíclica social de la Iglesia, publicada en 1964 por Pablo VI, es también una carta programática para el Concilio Vaticano II. El papa reflexiona sobre la identidad y misión de la Iglesia en el mundo moderno, marcado por el pluralismo cultural y religioso. Propone una actitud de diálogo, colaboración y testimonio con todos los hombres, especialmente con los pobres y marginados. Afirma que la Iglesia debe ser servidora de la humanidad y promotora de la civilización del amor.

Populorum progressio

La sexta encíclica social de la Iglesia, publicada en 1967 por Pablo VI, es también la primera dedicada específicamente al tema del desarrollo humano integral. El papa analiza las causas y consecuencias del subdesarrollo de los países del Tercer Mundo y propone una serie de medidas para superarlo. Entre ellas, destaca la reforma de las estructuras económicas injustas, la promoción de la justicia social, la cooperación internacional, la educación y la cultura, el respeto a los valores morales y espirituales y la opción preferencial por los pobres.

Laborem exercens

La séptima encíclica social de la Iglesia, publicada en 1981 por Juan Pablo II, es también la primera que aborda el tema del trabajo humano desde una perspectiva antropológica y teológica. El papa afirma que el trabajo es una dimensión fundamental de la existencia humana, que expresa la imagen de Dios creador y redentor en el hombre. Defiende los derechos de los trabajadores a una remuneración digna, a la seguridad social, a la libertad sindical y a la participación en las decisiones que afectan a su actividad laboral. Denuncia las amenazas que se ciernen sobre el trabajo humano, como el desempleo, la explotación, la alienación y la tecnocracia.

Sollicitudo rei socialis

La octava encíclica social de la Iglesia, publicada en 1987 por Juan Pablo II, conmemora el vigésimo aniversario de la Populorum progressio y actualiza su mensaje ante los nuevos desafíos del desarrollo humano integral. El papa critica el sistema económico mundial dominado por el capitalismo neoliberal y el socialismo marxista, que generan pobreza, dependencia, violencia y opresión. Propone una nueva ética social basada en la solidaridad, que implica un compromiso efectivo con el bien común y con los más necesitados. Invita a una conversión personal y social que supere el pecado de las estructuras de pecado.

Centesimus annus

La novena encíclica social de la Iglesia, publicada en 1991 por Juan Pablo II, conmemora el centenario de la Rerum novarum y ofrece una síntesis de la doctrina social de la Iglesia ante el cambio histórico provocado por el derrumbe del comunismo en Europa del Este. El papa reconoce el valor positivo de la democracia política y de la economía de mercado, pero advierte que no son suficientes para garantizar el desarrollo humano integral. Reafirma los principios de subsidiariedad, solidaridad, destino universal de los bienes y preferencia por los pobres como criterios para orientar la acción social cristiana.

Gaudium et spes

La décima encíclica social de la Iglesia no es propiamente una encíclica sino una constitución pastoral del Concilio Vaticano II, promulgada en 1965 por Pablo VI. Es el documento más amplio y profundo sobre la relación entre la Iglesia y el mundo contemporáneo. Aborda temas como la dignidad humana, los derechos humanos, el matrimonio y la familia, la cultura, el desarrollo económico-social, la paz mundial y el ecumenismo. Expresa el gozo y la esperanza, pero también el dolor y la angustia de la Iglesia ante las alegrías y las esperanzas, pero también ante las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo.

Octogesima adveniens

La undécima encíclica social de la Iglesia no es propiamente una encíclica sino una carta apostólica escrita en 1971 por Pablo VI con motivo del octogésimo aniversario de la Rerum novarum. Es un documento breve pero denso que aborda algunos aspectos concretos del desarrollo humano integral en relación con los cambios sociales ocurridos desde la Populorum progressio. Entre ellos, destaca el fenómeno de la urbanización, el problema ecológico, las nuevas formas de participación política y social, las ideologías

Conclusión

El libro “Once grandes mensajes” es una obra de gran valor para conocer y profundizar en la doctrina social y económica de la Iglesia Católica, que ofrece una visión cristiana de la realidad humana y social. El libro es una herramienta útil para la formación, la reflexión y el compromiso social de los católicos y de todos los hombres de buena voluntad que buscan construir un mundo más justo, libre, solidario y humano.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *