Os doy mi paz – Raniero Cantalamessa

“Os doy mi paz” es un libro que recoge las meditaciones del padre Raniero Cantalamessa, predicador de la Casa Pontificia, sobre el tema de la paz en el mundo y en el corazón de los cristianos. El autor, con su estilo claro y profundo, nos invita a reflexionar sobre el significado de la paz que Jesús nos dejó como su legado, y sobre los obstáculos y las condiciones para vivirla en nuestra vida cotidiana.

Rebajas
Os doy Mi Paz: 859 (dBolsillo)
  • Os doy Mi Paz (dBolsillo)
  • Tapa blanda
  • Lengua: Espanol
  • Italiano

Ficha técnica

  • Autor: Raniero Cantalamessa, O.F.M. Cap.
  • Temática: Espiritualidad cristiana, paz interior, paz social.

Comentario del libro “Os doy mi paz”

La paz, un don de Dios y una tarea humana

El padre Raniero Cantalamessa parte de la afirmación de Jesús en el evangelio de Juan: “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da” (Jn 14,27). Esta frase revela que la paz que Jesús ofrece es diferente de la que el mundo busca y ofrece. La paz de Jesús es un don de Dios, que se basa en el amor y la reconciliación, y que se manifiesta en la alegría y la confianza. La paz del mundo, en cambio, es frágil y efímera, se basa en el equilibrio de fuerzas y en el interés, y se ve amenazada por el miedo y la violencia.

El autor explica que la paz de Jesús no es una utopía ni una ilusión, sino una realidad que se puede experimentar y testimoniar. Para ello, es necesario acoger la paz de Dios en nuestro corazón, mediante la fe y la oración, y luego transmitirla a los demás, mediante la caridad y la justicia. La paz de Dios no es incompatible con el sufrimiento y la cruz, sino que se realiza precisamente en la aceptación y la ofrenda de nuestra vida por amor a Dios y al prójimo.

La paz, un fruto del Espíritu Santo y una llamada a la conversión

El padre Raniero Cantalamessa también analiza el papel del Espíritu Santo en la obra de la paz. El Espíritu Santo es el que nos comunica la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, y el que nos capacita para ser constructores de paz en el mundo. El Espíritu Santo es el que nos hace hijos de Dios y hermanos de todos los hombres, y el que nos inspira a vivir según el evangelio de la paz.

El autor señala que la paz es un fruto del Espíritu Santo, que se cultiva con la docilidad y la fidelidad a su acción. Para ello, es necesario estar abiertos a la conversión, que implica un cambio de mentalidad y de actitud, una renuncia al pecado y al egoísmo, y una adhesión a la voluntad de Dios y al bien común. La conversión es un proceso continuo, que requiere la gracia de Dios y el esfuerzo humano, y que se expresa en el perdón y la reconciliación, tanto personal como social.

La paz, una dimensión esencial de la misión de la Iglesia y una urgencia para el mundo

El padre Raniero Cantalamessa concluye su libro con una reflexión sobre la misión de la Iglesia y la responsabilidad de los cristianos en la promoción de la paz. La Iglesia es enviada por Jesús a anunciar el evangelio de la paz a todas las naciones, y a ser signo e instrumento de la paz de Dios en el mundo. La Iglesia debe ser una comunidad de paz, que vive la comunión y la solidaridad, y que se compromete con el diálogo y el servicio a los más necesitados.

El autor subraya que la paz es una urgencia para el mundo de hoy, que sufre las consecuencias de la guerra, la violencia, la injusticia y la indiferencia. Los cristianos están llamados a ser testigos y agentes de paz, que iluminen con la luz del evangelio las situaciones de conflicto y de sufrimiento, y que colaboren con todos los hombres de buena voluntad en la construcción de una civilización del amor y de la paz.

Conclusión

“Os doy mi paz” es un libro que nos ayuda a profundizar en el don y la tarea de la paz, desde una perspectiva bíblica, teológica y espiritual. El padre Raniero Cantalamessa, con su experiencia y su sabiduría, nos ofrece unas meditaciones que nos invitan a acoger la paz de Dios en nuestro corazón, a vivir la paz con los demás, y a anunciar la paz al mundo. Es un libro que nos interpela y nos alienta, que nos desafía y nos consuela, que nos forma y nos transforma. Es un libro que nos hace sentir la presencia y la voz de Jesús, que nos dice: “Os doy mi paz”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *