Palabra de Dios en palabra humana. La inspiración bíblica – M.ª del C. Aparicio Valls

La Biblia es el libro sagrado de los cristianos, que contiene la revelación de Dios a la humanidad. Pero, ¿cómo podemos entender que la Biblia sea al mismo tiempo Palabra de Dios y palabra humana? ¿Qué significa que la Biblia esté inspirada por el Espíritu Santo? ¿Qué criterios debemos seguir para interpretar correctamente el sentido de los textos bíblicos? Estas son algunas de las preguntas que aborda este libro, que ofrece una introducción actualizada a la doctrina de la inspiración bíblica.

Ficha técnica

  • Autor: María del Carmen Aparicio Valls
  • Temática: Teología bíblica, inspiración, hermenéutica
  • Editorial: Biblioteca de Autores Cristianos (BAC)
  • Año de publicación: 2019
  • Número de páginas: 144

Comentario del libro “Palabra de Dios en palabra humana. La inspiración bíblica”

El misterio de la inspiración

El libro se divide en dos partes. La primera parte se dedica a explicar el concepto de inspiración bíblica, su fundamento teológico y su desarrollo histórico. La autora parte de la afirmación del Concilio Vaticano II de que “los libros de la Escritura enseñan con certeza, fielmente y sin error, la verdad que Dios quiso consignar en las sagradas letras para nuestra salvación” (Dei Verbum 11). Esta afirmación implica que la Biblia es al mismo tiempo Palabra de Dios y palabra humana, es decir, que Dios se ha comunicado con nosotros a través de las palabras y los géneros literarios propios de los autores humanos. Por eso, la Biblia es un libro histórico y culturalmente condicionado, pero también un libro divino y normativo para la fe.

La autora explica que la inspiración bíblica es el modo como Dios ha actuado en los autores humanos para que escribieran lo que él quería comunicar. La inspiración no es una dictadura ni una iluminación, sino una asistencia especial del Espíritu Santo, que respeta la libertad y la personalidad de los escritores sagrados. La inspiración afecta a todos los libros y a todas las partes de la Biblia, aunque no todos tengan el mismo valor teológico o moral. La inspiración garantiza la veracidad e inerrancia de la Biblia, pero no en el sentido literalista o fundamentalista, sino en el sentido salvífico o religioso. La Biblia no pretende enseñar ciencias naturales o historia profana, sino el plan de Dios para nuestra salvación.

La autora hace un recorrido histórico por las distintas etapas y autores que han contribuido al desarrollo de la doctrina de la inspiración bíblica, desde los Padres de la Iglesia hasta el Magisterio actual. Destaca especialmente el aporte del Concilio Vaticano II y de los documentos posteriores, como la Constitución Dogmática Dei Verbum, la Instrucción Sancta Mater Ecclesia, la Carta Apostólica Scripturarum Thesaurus y el Documento Pontificio La interpretación de la Biblia en la Iglesia.

La interpretación de la Biblia

La segunda parte del libro se ocupa de la interpretación de la Biblia, es decir, del modo como debemos acercarnos al texto sagrado para comprender su sentido original y su actualización para hoy. La autora afirma que la interpretación debe ser fiel al texto y al contexto, pero también al Espíritu que lo inspiró y a la Tradición que lo transmite. Por eso, propone una hermenéutica integral, que combine el método histórico-crítico con el método canónico y el método teológico-espiritual.

El método histórico-crítico consiste en analizar los aspectos literarios, históricos y culturales del texto bíblico, para determinar su género literario, su intención y su mensaje. El método canónico consiste en leer el texto bíblico dentro del conjunto de toda la Escritura, teniendo en cuenta su unidad orgánica y su progresiva revelación. El método teológico-espiritual consiste en leer el texto bíblico desde la fe y bajo la guía del Espíritu Santo, teniendo en cuenta la Tradición viva de la Iglesia y la experiencia personal y comunitaria de los creyentes.

La autora ofrece algunos criterios prácticos para aplicar estos métodos, como el principio de analogía, el principio de actualización, el principio de plenitud y el principio de coherencia. También ofrece algunos ejemplos de cómo interpretar algunos textos bíblicos difíciles o problemáticos, como los relatos de la creación, los milagros, las profecías, las parábolas, las contradicciones o las normas morales.

Conclusión

El libro de María del Carmen Aparicio Valls es una obra clara y didáctica, que ofrece una visión sintética y actualizada de la doctrina de la inspiración bíblica y de la interpretación de la Biblia. El libro está escrito desde una perspectiva creyente y eclesial, que respeta el carácter divino y humano de la Biblia, y que busca favorecer un diálogo fecundo entre la ciencia bíblica y la teología. El libro es un recurso útil para los estudiantes de teología, los catequistas, los predicadores y los lectores interesados en profundizar en el conocimiento y la vivencia de la Palabra de Dios.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *