Política religiosa de la Restauración (1875-1931) – Francisco Martí Gilabert

El libro “Política religiosa de la Restauración (1875-1931)” de Francisco Martí Gilabert es una obra de referencia para comprender la historia de las relaciones entre la Iglesia y el Estado en España durante el periodo de la Restauración borbónica. El autor, doctor en Historia Contemporánea y profesor de la Universidad de Valencia, ofrece un análisis riguroso y documentado de las principales cuestiones que marcaron la política religiosa de los sucesivos gobiernos de la época, así como de las reacciones y actitudes de la jerarquía eclesiástica y de los sectores católicos.

Ficha técnica

  • Autor: Francisco Martí Gilabert
  • Temática: Historia y biografías

Comentario del libro “Política religiosa de la Restauración (1875-1931)”

Un marco histórico complejo y cambiante

El libro se divide en cuatro partes que abarcan desde el inicio de la Restauración en 1875 hasta la proclamación de la Segunda República en 1931. En cada una de ellas, el autor expone los principales acontecimientos políticos, sociales y culturales que influyeron en la definición y aplicación de la política religiosa, así como las consecuencias que tuvo para la Iglesia y para la sociedad española.

La primera parte se centra en el reinado de Alfonso XII (1875-1885), que supuso el restablecimiento del régimen constitucional de 1876, que reconocía el carácter católico del Estado y otorgaba a la Iglesia una serie de privilegios y prerrogativas. El autor destaca el papel de Cánovas del Castillo como artífice del sistema político de la Restauración, basado en el turno pacífico de los partidos dinásticos (conservador y liberal), y la colaboración de la Iglesia con el régimen, que buscaba la estabilidad y el orden tras el convulso periodo del Sexenio Revolucionario (1868-1874).

La segunda parte aborda el reinado de Alfonso XIII (1886-1931), que se caracterizó por una mayor complejidad y diversidad de los actores políticos y sociales, así como por una mayor conflictividad y polarización. El autor analiza las distintas etapas y tendencias de la política religiosa de los gobiernos de la Restauración, que oscilaron entre el mantenimiento del status quo, la reforma moderada o la secularización avanzada, según el signo político y la coyuntura histórica. Asimismo, el autor estudia las respuestas y posicionamientos de la Iglesia ante los desafíos que planteaban el crecimiento del republicanismo, el socialismo, el nacionalismo, el anticlericalismo y el laicismo.

La tercera parte se dedica a la dictadura de Primo de Rivera (1923-1930), que supuso una ruptura con el sistema político de la Restauración y un intento de modernización autoritaria del país. El autor explica cómo la política religiosa de Primo de Rivera se basó en el reforzamiento de los vínculos entre la Iglesia y el Estado, mediante la concesión de nuevos beneficios y garantías a la institución eclesiástica, que apoyó al régimen dictatorial como una solución a la crisis política y social. Sin embargo, el autor también señala las limitaciones y contradicciones de esta política religiosa, que no logró resolver los problemas estructurales de la Iglesia ni frenar el avance de las fuerzas laicistas y anticlericales.

La cuarta y última parte se ocupa de la caída de la monarquía y la proclamación de la Segunda República (1931), que supuso el inicio de una nueva etapa histórica marcada por el cambio de régimen y la ruptura con el modelo de relaciones entre la Iglesia y el Estado vigente desde la Restauración. El autor describe el contexto político y social que propició el triunfo de las candidaturas republicanas y socialistas en las elecciones municipales del 12 de abril de 1931, que provocaron la abdicación de Alfonso XIII y la huida del país. Asimismo, el autor narra los primeros pasos del gobierno provisional de la República, que adoptó una serie de medidas laicas y anticlericales, como la separación de la Iglesia y el Estado, la supresión de la enseñanza religiosa, la disolución de la Compañía de Jesús y la secularización de los cementerios. Estas medidas provocaron la oposición y el rechazo de la Iglesia, que se sintió amenazada y perseguida por el nuevo régimen.

Una obra rigurosa y documentada

El libro de Francisco Martí Gilabert es una obra de gran valor académico y divulgativo, que ofrece una visión global y sintética de la política religiosa de la Restauración, basada en una amplia y actualizada bibliografía y en una rica y variada documentación de archivo. El autor demuestra un profundo conocimiento de la materia y una capacidad de síntesis y de exposición clara y ordenada. El libro está escrito con un lenguaje sencillo y accesible, que facilita la comprensión de los conceptos y los hechos históricos. El libro también incluye un prólogo, una introducción, unas conclusiones, una cronología, una bibliografía y un índice onomástico, que complementan y enriquecen el contenido de la obra.

Una perspectiva creyente y eclesial

El libro de Francisco Martí Gilabert no solo es una obra de historia, sino también de fe. El autor, desde una mirada creyente y bajo la guía del magisterio de la Iglesia católica, ofrece una interpretación de la política religiosa de la Restauración que pone de relieve la acción de la Providencia en la historia y el testimonio de los cristianos que vivieron y sufrieron las vicisitudes de aquel periodo. El autor también invita al lector a reflexionar sobre las lecciones que se pueden extraer de la historia para el presente y el futuro de la Iglesia y de la sociedad española, especialmente en lo que se refiere al papel de los católicos en la vida pública y al diálogo entre la fe y la razón, la religión y la política, la Iglesia y el Estado.

Conclusión

El libro “Política religiosa de la Restauración (1875-1931)” de Francisco Martí Gilabert es una obra imprescindible para conocer y comprender la historia de las relaciones entre la Iglesia y el Estado en España durante el periodo de la Restauración borbónica. El autor ofrece un análisis riguroso y documentado de las principales cuestiones que marcaron la política religiosa de los sucesivos gobiernos de la época, así como de las reacciones y actitudes de la jerarquía eclesiástica y de los sectores católicos. El libro también es una obra de fe, que presenta una visión creyente y eclesial de la historia y que invita al lector a reflexionar sobre los desafíos y las oportunidades que se plantean para la Iglesia y para la sociedad española en el siglo XXI.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *