San Josemaría Escrivá y el sacerdocio – Antonio Mª Rouco Varela

El sacerdocio es una vocación que exige una entrega total a Dios y a la Iglesia, una búsqueda constante de la santidad y una fraternidad sincera entre los presbíteros. Estas son algunas de las ideas que se recogen en el libro “San Josemaría Escrivá y el sacerdocio”, que recoge las actas de la Jornada sacerdotal celebrada en el Seminario de Madrid con ocasión del Centenario del nacimiento de San Josemaría, fundador del Opus Dei.

Ficha técnica

  • Autor: Antonio Mª Rouco Varela, cardenal arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, junto con otros dos obispos: Darío Castrillón Hoyos, prefecto de la Congregación para el Clero, y Tomás Gutiérrez Calzada, obispo auxiliar de Madrid.
  • Temática: El libro aborda la figura y el mensaje de San Josemaría Escrivá desde la perspectiva del sacerdocio, tanto el ministerial como el común de los fieles.

Comentario del libro “San Josemaría Escrivá y el sacerdocio”

La vocación sacerdotal de San Josemaría

San Josemaría Escrivá fue un sacerdote diocesano que supo descubrir y transmitir el valor de la llamada universal a la santidad. Su vocación sacerdotal nació de su amor a Jesucristo y de su deseo de servir a las almas. Fue ordenado en Zaragoza en 1925 y ejerció su ministerio en distintas parroquias y hospitales. En 1928, recibió la iluminación divina que le hizo comprender que Dios le pedía fundar el Opus Dei, una institución que tenía como fin la santificación del trabajo ordinario y de las realidades temporales. En 1943, fundó la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz, como medio para llevar el espíritu del Opus Dei a los sacerdotes seculares.

La santidad en el ejercicio del ministerio sacerdotal

El libro destaca la importancia de la santidad en el ejercicio del ministerio sacerdotal, que se traduce en una configuración con Cristo Cabeza y Pastor. Los sacerdotes están llamados a ser testigos de Cristo en medio del mundo, a celebrar la Eucaristía con devoción y dignidad, a administrar los sacramentos con generosidad y misericordia, a predicar la Palabra de Dios con fidelidad y eficacia, y a acompañar espiritualmente a los fieles. San Josemaría Escrivá fue un ejemplo de santidad sacerdotal, que se reflejaba en su amor a la Iglesia, a la Virgen María y al Papa, en su celo apostólico, en su humildad y en su alegría.

La fraternidad entre los sacerdotes

El libro resalta la importancia de la fraternidad entre los sacerdotes como manifestación de la comunión en la Iglesia. Los sacerdotes son hermanos entre sí, que comparten el mismo don y la misma misión. Por eso, deben cultivar la amistad, la ayuda mutua, la corrección fraterna y la oración unos por otros. San Josemaría Escrivá fomentó la fraternidad sacerdotal, tanto dentro de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz como con los demás sacerdotes diocesanos y religiosos. Su trato con los sacerdotes era cordial, respetuoso y afectuoso, y les animaba a vivir con plenitud su vocación.

Conclusión

El libro “San Josemaría Escrivá y el sacerdocio” es una obra que ofrece una visión profunda y actual del sacerdocio, a la luz de la figura y el mensaje de San Josemaría, que fue canonizado por el papa Juan Pablo II en 2002. El libro es de gran interés para los sacerdotes y para los laicos que quieren conocer mejor el don y la misión del sacerdocio en la Iglesia. El libro es también un homenaje a Antonio Mª Rouco Varela, que ha sido un pastor ejemplar y un gran impulsor de la pastoral vocacional en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *