San Josemaría y los enfermos – Miguel Ángel Monge Sánchez

“San Josemaría y los enfermos” es un libro que recoge las enseñanzas de San Josemaría Escrivá sobre el dolor, los enfermos y el trabajo de los profesionales de la salud. A través de testimonios personales de médicos, enfermeras y capellanes que trataron con el fundador del Opus Dei, se refleja el gran amor que sentía por los que sufren y por los que les cuidan, a los que animaba a ver en ellos al Señor y a ofrecer su trabajo como servicio a Dios y a las almas.

Ficha técnica

  • Autor: Miguel Ángel Monge Sánchez
  • Temática: Espiritualidad cristiana, pastoral de la salud, biografía de San Josemaría

Comentario del libro “San Josemaría y los enfermos”

El sentido cristiano del sufrimiento

El libro aborda uno de los temas más difíciles y misteriosos de la existencia humana: el sufrimiento. ¿Por qué Dios permite el dolor? ¿Qué sentido tiene el sufrimiento? ¿Cómo afrontar la enfermedad y la muerte con fe y esperanza? Estas son algunas de las preguntas que se plantean los enfermos y sus familiares, y también los profesionales de la salud que les atienden. El autor, Miguel Ángel Monge Sánchez, capellán de la Clínica Universidad de Navarra durante casi treinta años, ofrece unas respuestas inspiradas en la doctrina y la experiencia de San Josemaría, que padeció diversas enfermedades a lo largo de su vida y que supo convertirlas en ocasión de amar más a Dios y a los demás. Según San Josemaría, el sufrimiento no es un castigo ni un mal sin remedio, sino una oportunidad de unirse a Cristo crucificado y de participar en su obra redentora. El sufrimiento, vivido con amor, se convierte en alegría y en fuente de gracias para uno mismo y para el mundo.

El amor a los enfermos

Otro aspecto que destaca el libro es el amor que San Josemaría sentía por los enfermos, a los que consideraba como sus preferidos. El autor recoge numerosos testimonios de personas que conocieron personalmente al fundador del Opus Dei y que recibieron su consuelo, su consejo y su oración cuando estaban enfermos o tenían algún familiar enfermo. San Josemaría visitaba con frecuencia a los enfermos, les escribía cartas, les llamaba por teléfono y les hacía sentir su cercanía y su afecto. Les ayudaba a descubrir el valor sobrenatural de su situación y les animaba a ofrecer sus dolores por la Iglesia y por las almas. También les enseñaba a rezar con sencillez y confianza, a recibir los sacramentos con devoción y a prepararse para el encuentro definitivo con Dios.

El trabajo de los profesionales de la salud

El libro también muestra la admiración que San Josemaría tenía por los profesionales de la salud, a los que consideraba como colaboradores de Dios en la tarea de curar y aliviar el sufrimiento humano. El autor recoge las enseñanzas de San Josemaría sobre el sentido cristiano del trabajo, especialmente aplicado al ámbito sanitario. San Josemaría alababa la competencia profesional, la dedicación al servicio, la compasión hacia el enfermo y la dimensión apostólica de la medicina y la enfermería. Les recordaba que su trabajo no era solo una técnica, sino una vocación, y que podían santificarlo y santificarse en él, convirtiéndolo en una oración y en una ofrenda a Dios. Les invitaba a ver en cada enfermo a Cristo y a tratarlo con respeto, delicadeza y cariño.

Conclusión

“San Josemaría y los enfermos” es un libro que puede ayudar a muchas personas a comprender mejor el misterio del sufrimiento y a vivirlo con sentido cristiano. También puede servir de estímulo y de guía a los profesionales de la salud, que tienen una misión tan noble y tan necesaria en la sociedad. El libro está escrito con un estilo claro, sencillo y ameno, y está lleno de anécdotas, citas y ejemplos que ilustran las enseñanzas de San Josemaría. Es un libro que transmite esperanza, alegría y amor, y que nos acerca al corazón de un santo que supo ver a Dios en los enfermos y a los enfermos en Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *