Santidad y pecado en la Iglesia – J. del Río

La Iglesia es santa y pecadora al mismo tiempo, porque está formada por hombres y mujeres que han sido llamados por Dios a la comunión con Él, pero que también son frágiles y pecadores. Esta es la paradoja que el autor del libro, Juan del Río Martín, Arzobispo Castrense de España, quiere iluminar con la luz de la doctrina de San Juan de Ávila, el gran maestro espiritual del siglo XVI.

Ficha técnica

  • Autor: Juan del Río Martín
  • Temática: Eclesiología, espiritualidad, santidad, pecado
  • Editorial: Biblioteca de Autores Cristianos (BAC)
  • Año de publicación: 2015
  • Número de páginas: 448

Comentario del libro “Santidad y pecado en la Iglesia”

El libro se divide en dos partes: la primera, dedicada al misterio de la Iglesia, y la segunda, centrada en la santidad y el pecado en la Iglesia. En ambas partes, el autor sigue el método de San Juan de Ávila, que consiste en partir de la Sagrada Escritura, apoyarse en los Padres y Doctores de la Iglesia, y aplicar los principios teológicos a la realidad concreta de su tiempo.

El misterio de la Iglesia

En esta parte, el autor nos presenta la Iglesia como un misterio de amor trinitario, que tiene su origen en el Padre, su fundamento en Cristo y su vida en el Espíritu Santo. La Iglesia es el Cuerpo Místico de Cristo, que prolonga su presencia y su misión en el mundo. La Iglesia es también la Esposa de Cristo, que vive en comunión con Él y le espera con anhelo. La Iglesia es también el Pueblo de Dios, que camina bajo la guía de los pastores y participa de los medios de salvación. La Iglesia es también el Templo del Espíritu Santo, que se edifica con las piedras vivas que son los fieles. La Iglesia es también el Huerto donde está el Árbol de la Vida, que es Cristo crucificado y resucitado.

La santidad y el pecado en la Iglesia

En esta parte, el autor nos muestra la tensión entre la santidad y el pecado que existe en la Iglesia. Por un lado, la Iglesia es santa porque tiene a Cristo como cabeza y fuente de gracia, porque está asistida por el Espíritu Santo y porque cuenta con los santos como modelos e intercesores. Por otro lado, la Iglesia es pecadora porque está formada por hombres y mujeres que tienen una naturaleza herida por el pecado original y que cometen pecados personales. El autor nos invita a reconocer nuestra condición pecadora, a confesar nuestros pecados con humildad y contrición, a reparar el daño causado con obras de penitencia y caridad, y a aspirar a la santidad con fervor y confianza.

Conclusión

El libro “Santidad y pecado en la Iglesia” es una obra profunda y actual, que nos ayuda a comprender mejor el misterio de la Iglesia y a vivir más plenamente nuestra vocación cristiana. El autor nos ofrece una visión equilibrada y esperanzada de la Iglesia, que no oculta sus defectos ni sus virtudes, sino que los sitúa en el horizonte de la misericordia divina. El libro nos anima a amar a la Iglesia como nuestra madre y maestra, a colaborar con ella como hijos fieles y servidores diligentes, y a purificarla con nuestra oración y nuestro testimonio.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *