Teología dogmática. I y II – A. Fernández

La teología dogmática es la rama de la teología que estudia los dogmas, es decir, las verdades reveladas por Dios y propuestas por la Iglesia como objeto de fe. Los dogmas expresan el misterio de Dios y de su plan de salvación para la humanidad, y por tanto requieren una reflexión profunda y sistemática que ilumine la inteligencia y el corazón de los creyentes. En este sentido, la obra “Teología dogmática” de Aurelio Fernández, publicada por la editorial Biblioteca de Autores Cristianos, es una valiosa aportación al conocimiento de la fe católica, que abarca todos los tratados teológicos desde una perspectiva unitaria y actualizada.

Ficha técnica

  • Autor: Aurelio Fernández Fernández, sacerdote y profesor emérito de Teología Moral en la Universidad Pontificia de Salamanca.
  • Temática: Teología dogmática, es decir, el estudio de los dogmas de la fe católica.

Comentario del libro “Teología dogmática”

La obra “Teología dogmática” se compone de dos volúmenes, que suman más de 1400 páginas, y que se estructuran en nueve capítulos, siguiendo el orden de la profesión de fe del Credo. El primer volumen aborda los temas de la introducción a la teología, la cristología, la trinidad, la pneumatología y la mariología. El segundo volumen trata de la creación, la eclesiología, los sacramentos y la escatología.

Introducción a la teología

En el primer capítulo, el autor expone los fundamentos de la teología como ciencia de la fe, que tiene como objeto a Dios y su revelación, y como método la razón iluminada por la gracia. Asimismo, presenta las fuentes de la teología, que son la Sagrada Escritura, la Tradición y el Magisterio, y los criterios de interpretación, que son la analogía de la fe, el sentido literal y el sentido espiritual. Finalmente, describe las características de la teología como ciencia sapiencial, que busca la sabiduría y el amor a Dios y al prójimo.

Cristología

En el segundo capítulo, el autor desarrolla la cristología, es decir, el estudio de la persona y la obra de Jesucristo, el Hijo de Dios hecho hombre. Para ello, se apoya en el testimonio de la Escritura, la Tradición y el Magisterio, y en el diálogo con la cultura y la historia. El autor distingue tres partes en la cristología: la cristología propiamente dicha, que se centra en la identidad de Jesús como el Mesías, el Señor y el Hijo de Dios; la soteriología, que explica el sentido y el alcance de la muerte y la resurrección de Jesús para la salvación de la humanidad; y el ser de Jesús, que profundiza en el misterio de la unión hipostática, es decir, la unión de las dos naturalezas, divina y humana, en la única persona del Verbo.

Trinidad

En el tercer capítulo, el autor aborda el misterio de la Santísima Trinidad, que es el dogma central de la fe cristiana, y que revela el rostro de Dios como comunión de amor entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. El autor expone la revelación trinitaria en la Escritura, la Tradición y el Magisterio, y analiza los principales conceptos teológicos que expresan la doctrina trinitaria, como la consustancialidad, la procesión, la relación, la misión y la perijóresis. Asimismo, el autor reflexiona sobre las implicaciones de la Trinidad para la vida cristiana, la eclesiología, la moral y el diálogo interreligioso.

Pneumatología

En el cuarto capítulo, el autor se ocupa de la pneumatología, es decir, el estudio del Espíritu Santo, el Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, y que actúa en la historia de la salvación. El autor presenta la revelación del Espíritu Santo en la Escritura, la Tradición y el Magisterio, y explica su identidad, su misión y sus dones. Además, el autor destaca el papel del Espíritu Santo en la Iglesia, en los sacramentos, en la inspiración de la Escritura, en la santificación de los fieles, en la oración y en la esperanza escatológica.

Mariología

En el quinto capítulo, el autor trata de la mariología, es decir, el estudio de María, la madre del Verbo encarnado, que ocupa un lugar singular en la historia de la salvación y en la devoción de los cristianos. El autor presenta la figura de María en la Escritura, la Tradición y el Magisterio, y expone los dogmas marianos, que son la maternidad divina, la virginidad perpetua, la inmaculada concepción y la asunción a los cielos. Asimismo, el autor reflexiona sobre el papel de María en la Iglesia, en la mediación de la gracia, en la intercesión de los fieles, en la corredención y en la escatología.

Conclusión

La obra “Teología dogmática” de Aurelio Fernández es una obra de gran valor teológico y pastoral, que ofrece una visión integral y coherente de la fe católica, basada en las fuentes de la revelación y en el magisterio de la Iglesia. El autor demuestra una gran erudición y rigor, pero también una gran sensibilidad y cercanía, al exponer los misterios de Dios y de su plan de salvación para la humanidad. Se trata, sin duda, de una obra de referencia para todos los que quieran profundizar en el conocimiento y el amor de Dios y de su Iglesia.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *