Teología litúrgica – Félix María Arocena

La liturgia es el corazón de la vida cristiana, el lugar donde se actualiza el misterio de Cristo y se comunica su gracia a los fieles. Sin embargo, muchas veces se desconoce o se descuida la riqueza teológica y espiritual que encierra la celebración litúrgica. Por eso, es necesario profundizar en el sentido y la belleza de la liturgia, para vivirla con mayor plenitud y fruto. Este es el objetivo del libro “Teología litúrgica” de Félix María Arocena, una introducción al estudio de la teología litúrgica, fruto de su amplia experiencia docente e investigadora en este campo.

Rebajas
Teologia Liturgica (Pelícano)
  • Arocena, Félix María (Autor)

Ficha técnica

  • Autor: Félix María Arocena, sacerdote, doctor en Teología y en Derecho Canónico, y licenciado en Físicas. Profesor de Teología y Liturgia en la Universidad de Navarra y autor de numerosas publicaciones sobre estos temas.
  • Temática: Teología litúrgica, es decir, el estudio teológico de la liturgia, entendida como la acción sagrada por la que Dios se revela y salva al hombre, y el hombre responde con fe, esperanza y caridad.

Comentario del libro “Teología litúrgica”

El libro se divide en tres partes, siguiendo la tríada misterio-celebración-vida, propuesta por el Catecismo de la Iglesia Católica. En cada parte, el autor expone los temas fundamentales de la teología litúrgica, siguiendo la doctrina del Concilio Vaticano II y de los Papas, especialmente de san Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Primera parte: El misterio de Cristo en la liturgia

En esta parte, el autor aclara la naturaleza y el origen de la liturgia, como la acción de Dios y del hombre en Cristo, que actualiza el misterio pascual y lo hace presente en la historia. La liturgia es el momento síntesis de la historia de la salvación, que culmina en la muerte y resurrección de Jesucristo, y que se prolonga en la Iglesia por la acción del Espíritu Santo. La liturgia es también la fuente y la cumbre de la vida de la Iglesia, que se edifica y se alimenta de la Palabra de Dios y de los sacramentos, especialmente de la Eucaristía. El autor explica también el concepto de misterio, que no es algo oculto o incomprensible, sino algo que se revela y se comunica, y que invita a una participación activa y fructuosa.

Segunda parte: La celebración litúrgica

En esta parte, el autor describe los elementos y las formas de la celebración litúrgica, que es la manifestación visible y sensible del misterio de Cristo. La celebración litúrgica es una acción simbólica, que expresa y realiza lo que significa, y que implica al hombre entero, cuerpo y alma, razón y afectos. La celebración litúrgica tiene una estructura y un dinamismo propios, que se basan en la Palabra de Dios, la anáfora o plegaria eucarística, y la comunión. La celebración litúrgica tiene también una dimensión eclesial y comunitaria, que se expresa en la asamblea, el ministerio ordenado, y la diversidad de ritos y lenguas. La celebración litúrgica tiene, por último, una dimensión cósmica y escatológica, que se refleja en los signos materiales, el tiempo y el espacio, y la esperanza de la gloria futura.

Tercera parte: La vida cristiana a partir de la liturgia

En esta parte, el autor muestra las implicaciones existenciales y morales de la liturgia, que no se reduce a un conjunto de ritos y ceremonias, sino que es una fuente de vida y de santidad. La liturgia es el lugar donde se realiza la iniciación cristiana, que comprende el bautismo, la confirmación y la eucaristía, y que configura al cristiano con Cristo y con la Iglesia. La liturgia es también el lugar donde se celebra la reconciliación, que implica el perdón de los pecados, la conversión del corazón y la reparación del daño causado. La liturgia es, además, el lugar donde se santifica la vida humana, que se expresa en los sacramentos del orden, del matrimonio y de la unción de los enfermos, y que se orienta al servicio de Dios y del prójimo. La liturgia es, finalmente, el lugar donde se cultiva la oración, que es el diálogo personal y comunitario con Dios, y que se alimenta de la liturgia de las horas, la lectio divina y la devoción popular.

Conclusión

El libro “Teología litúrgica” de Félix María Arocena es una obra de gran valor para todos los que quieran conocer y profundizar en el sentido y la belleza de la liturgia, que es el tesoro más precioso de la Iglesia. El autor ofrece una visión sintética y orgánica de la teología litúrgica, que se basa en la Sagrada Escritura, la Tradición y el Magisterio, y que se abre a la reflexión teológica y a la experiencia espiritual. El libro está escrito con un lenguaje claro y accesible, y con un estilo pedagógico y didáctico, que facilita la comprensión y el interés del lector. El libro es, además, una invitación a vivir la liturgia con mayor plenitud y fruto, como el camino de la santidad y de la misión cristiana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *