Testigo de su fe. Biografía de Manuel Medina Olmos – R. de Haro

La historia de la Iglesia está llena de mártires que han dado testimonio de su fe con su sangre. Uno de ellos es Manuel Medina Olmos, obispo de Guadix-Baza, que fue fusilado en 1936 durante la Guerra Civil española. Su vida y su muerte son el objeto de este libro, escrito por Rafael de Haro Serrano, periodista y doctor en Historia Contemporánea.

Testigo de su fe. Biografía de Manuel Medina Olmos (POPULAR)
  • Tapa blanda
  • Idioma español
  • Editura Biblioteca Autores Cristianos
  • Producto por tu tiempo libre

Ficha técnica

  • Autor: Rafael de Haro Serrano
  • Temática: Biografía, Historia, Religión

Comentario del libro “Testigo de su fe. Biografía de Manuel Medina Olmos”

El libro se divide en tres partes: la primera narra la infancia, la juventud y la formación sacerdotal de Manuel Medina Olmos, nacido en 1869 en Lanteira, un pueblo de la provincia de Granada. La segunda parte se centra en su ministerio episcopal, que comenzó en 1925 cuando fue nombrado obispo de Guadix-Baza, una diócesis pobre y rural, donde se dedicó a la evangelización, la educación y la caridad. La tercera parte relata los dramáticos acontecimientos que rodearon su martirio, junto con otros sacerdotes y religiosos, en el barranco de El Chisme, cerca de Almería, el 30 de agosto de 1936.

Una vida entregada a Dios y a los demás

Rafael de Haro Serrano nos presenta a Manuel Medina Olmos como un hombre de profunda fe y de gran humanidad, que supo combinar la oración, el estudio y la acción pastoral. Desde su ordenación sacerdotal en 1891, ejerció diversos cargos en la archidiócesis de Granada, como canónigo, profesor, predicador y vicario general. Fue también un escritor prolífico, que publicó numerosos libros y artículos sobre temas teológicos, históricos y sociales.

Como obispo de Guadix-Baza, Manuel Medina Olmos se preocupó por el bien espiritual y material de sus fieles, especialmente de los más pobres y necesitados. Impulsó la construcción y restauración de iglesias, colegios, hospitales y asilos. Fomentó las vocaciones sacerdotales y religiosas, y creó el seminario diocesano. Promovió la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, a la Virgen María y a los santos. Defendió la libertad religiosa y la dignidad humana frente a las persecuciones y las injusticias.

Un testimonio de fidelidad y de perdón

El libro no oculta las dificultades y los sufrimientos que tuvo que afrontar Manuel Medina Olmos en su vida, especialmente en los últimos años, cuando estalló la Guerra Civil y se desató una violenta represión contra la Iglesia. El autor describe con detalle las circunstancias de su detención, su encarcelamiento, su traslado y su ejecución, basándose en documentos y testimonios de primera mano.

Lo que más impresiona de la actitud de Manuel Medina Olmos ante la muerte es su serenidad, su fortaleza y su generosidad. No mostró ningún rencor ni odio hacia sus verdugos, sino que les perdonó y les bendijo. No renunció a su fe ni a su condición de obispo, sino que la proclamó con valentía y con orgullo. No se aferró a su vida, sino que la ofreció como un sacrificio agradable a Dios. Así, se convirtió en un verdadero testigo de su fe, que sigue iluminando y alentando a los cristianos de hoy.

Conclusión

“Testigo de su fe. Biografía de Manuel Medina Olmos” es un libro que nos acerca a la figura de un obispo mártir, que vivió y murió por amor a Dios y a su Iglesia. Es un libro que nos invita a reflexionar sobre el sentido del martirio, que no es una derrota, sino una victoria. Es un libro que nos anima a seguir el ejemplo de Manuel Medina Olmos, que fue fiel hasta el final y que ahora goza de la gloria de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *