Tres reformadores – Jacques Maritain

¿Qué tienen en común Lutero, Descartes y Rousseau? Según el filósofo católico francés Jacques Maritain, son los tres reformadores que impulsaron las grandes transformaciones de la modernidad, pero también los responsables de una profunda crisis espiritual y cultural que afecta al hombre contemporáneo. En este libro, publicado por primera vez en 1925, Maritain analiza, desde una perspectiva cristiana y tomista, las raíces y las consecuencias de las ideas de estos tres pensadores, que considera como una inversión, una profanación y una parodia de la doctrina cristiana.

Tres reformadores: Lutero-Descartes-Rousseau (Ensayo)
1 Opiniones
Tres reformadores: Lutero-Descartes-Rousseau (Ensayo)
  • Un libro para soltar lastres que nos pesan desde hace varios siglos.
  • Editorial:: Encuentro
  • Autor: : Jacques Fesch
  • Encuadernación: : Rústica

Ficha técnica

  • Autor: Jacques Maritain (1882-1973), filósofo católico francés, defensor del neotomismo y del humanismo cristiano, y uno de los padres de la democracia cristiana.
  • Temática: Filosofía, historia, religión, política.

Comentario del libro “Tres reformadores”

Lutero: la rebelión contra la razón

Para Maritain, Lutero representa la ruptura de la unidad entre la fe y la razón, que había caracterizado a la Edad Media cristiana. Lutero rechaza la autoridad de la Iglesia, la tradición y la escolástica, y afirma el principio de la sola Scriptura y la sola fide, es decir, la primacía de la Biblia y de la fe sobre cualquier otra fuente de conocimiento y salvación. Con ello, Lutero inaugura el subjetivismo religioso, que conduce al individualismo, al relativismo y al fanatismo. Maritain critica la concepción de Lutero sobre la gracia, la libertad, la justificación y la predestinación, que considera contrarias a la naturaleza y a la dignidad del hombre, creado a imagen y semejanza de Dios.

Descartes: la rebelión contra el ser

Para Maritain, Descartes representa la ruptura de la unidad entre el ser y el pensar, que había caracterizado a la metafísica clásica. Descartes funda el racionalismo moderno, basado en el método de la duda y en el cogito ergo sum, es decir, en la primacía de la razón y del yo sobre cualquier otra realidad. Con ello, Descartes inaugura el idealismo filosófico, que conduce al escepticismo, al solipsismo y al panteísmo. Maritain critica la concepción de Descartes sobre la verdad, el conocimiento, la ciencia y la naturaleza, que considera ajenas a la realidad y a la sabiduría, que sólo se alcanzan a través de la participación en el ser de Dios.

Rousseau: la rebelión contra la gracia

Para Maritain, Rousseau representa la ruptura de la unidad entre la gracia y la naturaleza, que había caracterizado a la moral cristiana. Rousseau funda el romanticismo moderno, basado en el sentimiento y en el contrato social, es decir, en la primacía de la voluntad y de la sociedad sobre cualquier otra norma. Con ello, Rousseau inaugura el sentimentalismo moral, que conduce al naturalismo, al utopismo y al totalitarismo. Maritain critica la concepción de Rousseau sobre el hombre, la libertad, la ley y la educación, que considera contrarias a la gracia y a la virtud, que sólo se logran a través de la cooperación con la voluntad de Dios.

Conclusión

En definitiva, Maritain nos ofrece una visión crítica y profunda de la modernidad, desde la perspectiva de la filosofía tomista y del humanismo cristiano. Su libro no es sólo un análisis histórico y filosófico, sino también una propuesta de renovación y de diálogo entre la fe y la razón, entre la Iglesia y el mundo, entre la tradición y la innovación. Maritain nos invita a recuperar el sentido del absoluto, del ser y de la gracia, que son los pilares de una auténtica cultura y de una verdadera civilización.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *