Vivencia trinitaria – María de Jesús Crucificado y María de la Encarnación

El libro “Vivencia trinitaria, María de Jesús Crucificado; María de la Encarnación” es una obra que recoge los pensamientos y el informe de conciencia de dos beatas carmelitas descalzas del siglo XIX que vivieron una profunda experiencia de unión con Dios. Se trata de un testimonio de fe, humildad y amor que puede inspirar y enriquecer la vida espiritual de los lectores cristianos.

  • Autoras: Beata María de Jesús Crucificado y Beata María de la Encarnación
  • Temática general: Espiritualidad cristiana, mística carmelitana, vivencia trinitaria
  • Número de páginas aproximadas: 320
  • Editorial o editoriales: Biblioteca de Autores Cristianos (BAC)

Comentario del libro

Beata María de Jesús Crucificado

La beata María de Jesús Crucificado, también conocida como la arabita, nació en Abellin, Galilea, cerca de Nazaret, en 1846. Fue una niña huérfana, pobre y analfabeta que sufrió persecución y violencia por su fe. A los 19 años ingresó en el Carmelo Descalzo de Pau, Francia, y luego fue enviada a fundar otros conventos en India y Tierra Santa. Murió en Belén en 1878 y fue beatificada por Juan Pablo II en 1983.

En el libro se recogen sus pensamientos sobre la Trinidad, el amor de Dios, la cruz, la oración, la humildad, la obediencia y la caridad. Estos pensamientos son fruto de sus experiencias místicas, en las que recibió gracias extraordinarias como el don de lenguas, el conocimiento sobrenatural, las visiones y las estigmas. Su estilo es sencillo, directo y ardiente, lleno de imágenes orientales y expresiones populares.

Algunas frases destacadas son:

  • “La Trinidad es mi morada; yo no quiero más que a Dios; no quiero más que amarle.”
  • “El amor es todo; el amor lo hace todo; el amor lo sufre todo.”
  • “La cruz es una escala para subir al cielo.”
  • “La oración es unión con Dios; cuando el corazón está puro y unido a Dios, siente dentro una dulzura y un gozo que le embriagan.”
  • “La humildad es la llave del paraíso.”
  • “La obediencia es una cadena que ata al demonio.”
  • “La caridad es una llama que consume todo lo que no es Dios.”

Beata María de la Encarnación

La beata María de la Encarnación Avrillot nació en París en 1565. Fue una mujer casada con un consejero del rey Enrique IV y madre de seis hijos. A pesar de sus obligaciones familiares y sociales, se dedicó a la oración y a las obras de misericordia. Fue la principal impulsora de la introducción del Carmelo Descalzo en Francia, fundando cinco monasterios con el apoyo de san Francisco de Sales y santa Juana de Chantal. Tras la muerte de su esposo, ingresó en el Carmelo como religiosa. Murió en Pontoise en 1618 y fue beatificada por Pío VI en 1791.

En el libro se recoge su informe de conciencia, que escribió por orden de su confesor para dar cuenta de su estado espiritual. En él narra sus dificultades, tentaciones, consuelos y progresos en el camino hacia Dios. Su estilo es claro, sincero y humilde, con un tono confidencial y familiar.

Algunas frases destacadas son:

  • “No hay nada más dulce ni más seguro que abandonarse enteramente a Dios.”
  • “Dios me ha hecho ver que no hay nada más grande ni más noble que sufrir por su amor.”
  • “La oración es el alimento del alma y el medio más seguro para llegar a la perfección.”
  • “La humildad es el fundamento de todas las virtudes y el camino más corto para unirse a Dios.”
  • “La obediencia es la prueba más cierta del amor de Dios y del prójimo.”
  • “La caridad es el vínculo de la perfección y el distintivo de los hijos de Dios.”

Conclusión final

El libro “Vivencia trinitaria, María de Jesús Crucificado; María de la Encarnación” es una obra que ofrece una rica enseñanza espiritual a partir de las vivencias de dos beatas carmelitas que tuvieron una relación íntima y profunda con Dios. Sus escritos son un testimonio de fe, esperanza y amor que pueden ayudar a los lectores a crecer en su vida cristiana y a acercarse más a la Trinidad. Se trata de un libro que invita a la reflexión, la oración y la imitación de las virtudes de estas dos almas privilegiadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *